Seat estudia fabricar en Barcelona su modelo Ateca

La compañía también llevaría a Martorell su nuevo todoterreno coupé

El presidente de la marca, Luca de Meo, prevé que la decisión se tomará de aquí a finales de 2019

Un trabajador de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)
Un trabajador de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)

El presidente de la compañía automovilística española Seat, Luca de Meo, ha asegurado en una entrevista concedida a 'La Tribuna de Automoción', recogida por Europa Press, que la firma está negociando la posibilidad de fabricar en su planta de Martorell (Barcelona), el modelo Ateca. Actualmente lo monta Skoda (que pertenece al grupo Volkswagen al igual que Seat) en República Checa. La decisión se tomará antes de finales de 2019. Seat también se plantea fabricar en Martorell el nuevo modelo todoterreno coupé de la compañía, que llegará en 2020. La idea es que este se comercialice solo bajo la enseña Seat.

De Meo explicó que la decisión se debe a que Skoda necesita mayor capacidad de fabricación del Karoq, debido a sus elevadas ventas. "Están vendiendo más de lo previsto y nosotros también necesitamos más unidades. Martorell podría fabricar la siguiente generación del Ateca, según la planificación del grupo, pero en estos momentos hay debates abiertos sobre si hacer el traspaso antes porque hay una urgencia", aseguró el presidente de Seat. 

De Meo apuntó que esta decisión, que estará "más clara" a finales de año, dependerá de Skoda y también del proyecto que está estudiando la compañía de fabricar en México, para lo que están manteniendo "negociaciones estratégicas con el grupo". 

A su vez, destacó que la firma tiene la intención de regresar al primer mercado mundial de vehículos, China, para lo que aprovechará "una discontinuidad como es el coche eléctrico". Como parte de su estrategia de expansión internacional, De Meo calificó como "razonable" que Seat registrara un 30% de su negocio fuera de Europa para 2025 y señaló que en el pasado se hicieron "algunas incursiones equivocadas" en diferentes mercados internacionales. 

Por otro lado, De Meo dijo que la compañía tiene que decidir en los próximos dos o tres años si existe la posibilidad, por parte del consorcio automovilístico Volkswagen, de fabricar modelos eléctricos en España. "El mercado actual no justifica nada. Hay que ver cómo evolucionan las ventas y esperar al momento adecuado para apostar por algo que funcione. Para una marca como la nuestra, el mercado doméstico es muy importante", añadió.

También se refirió a sus modelos Mii y Toledo, que una vez que finalicen su ciclo actual de producto "no tendrán recambio", explicó. "La verdad es que hemos abandonado un poco esos modelos y nos hemos centrado en los que nos dan margen e imagen", argumentó De Meo.

Normas