La formación de Gobierno en Italia alivia la tensión en el mercado de deuda

La prima de riesgo baja 58 puntos básicos desde los máximos del año y cierra en los 233

El Movimiento 5 Estrellas y la Liga llegan a un acuerdo in extremis

La formación de Gobierno en Italia alivia la tensión en el mercado de deuda
Getty Images

Parecía una misión imposible, pero el Movimiento 5 Estrellas y la Liga llegaron a un acuerdo para esquivar las elecciones. Casi tres meses después de que los ciudadanos italianos acudieran a las urnas para elegir Ejecutivo, ambas formaciones lograron un acuerdo in extremis. Después de dos días de intensas negociaciones, los dos partidos regresaron al punto de partida y eligieron a Giuseppe Conte como primer ministro. Para evitar sobresaltos y pasar el veto del presidente de la República propusieron a Giovanni Tria para la cartera de Economía.

La noticia se conoció con los mercados europeos cerrados. Hoy será el turno de que los inversores evalúen las decisiones. Solo la vuelta a las negociaciones ya había servido por la mañana para rebajar la presión entre los inversores. Las rentabilidades de la deuda, que el martes marcaron máximos de 2013, cedieron puestos. Eso sí, los recortes de las dos últimas sesiones fueron mucho más moderados que las subidas experimentadas los días previos y el mercado continuó exigiendo un sobrecoste a la deuda italiana.

La rentabilidad del bono transalpino a 10 años cayó al 2,83% desde el 3% del martes. Esta tendencia se repitió en el resto de plazos: la deuda a cinco años pasó del 2,83% del pasado 29 de mayo al 2,08%, mientras el bono a dos años retrocedió del 1,98% al 1,17%. “La situación empieza a normalizarse. El mercado ya no descuenta una salida de Italia del euro, pero es lógico que se exija un precio mayor a su deuda si se interpreta que las propuestas del próximo Gobierno traerán consigo el incremento del gasto público”, explica Ignacio Victoriano, gestor de Renta 4.

En la misma línea se mueve la gestora La Française que no considera que “el desafío a medio plazo sea la salida de Italia de la zona euro, sino más bien una gobernanza europea complicada”. Desde la firma apuntan además que las tensiones vividas en los últimos días se han visto acentuadas por la baja liquidez.

Al igual que ha perdido fuerza la rentabilidad de la deuda, también lo ha hecho la prima de riesgo. Desde los máximos de julio de 2013 registrados esta semana cuando marcó los 290 puntos básicos hasta el jueves el riesgo país ha bajado 58 puntos básicos (249). Victoriano prevé que la presión se reduzca en el corto plazo y cree que sería lógico hablar de una prima de riesgo italiana en el entorno de los 200 puntos básicos. A diferencia de lo sucedido en 2012, a día de hoy las tensiones obedecen a cuestiones políticas. Italia, a pesar de contar con una abultada deuda (alcanza el 133% del PIB) ha acometido reformas para cumplir con las exigencias de Bruselas. El miedo es que los próximos Ejecutivos den marcha atrás.

Más escéptico se muestra Luke Hickmore, gestor de Aberdeen Standard, quien defiende que los problemas de Italia son “endémicos y muchos nunca desaparecieron después de la crisis del euro”. El experto cree que los inversores en renta fija han tratado de manera más favorable a Italia convencidos de que sus temores habían desaparecido. “Esos miedos han vuelto, pero los problemas nunca desaparecieron”, subraya.

Normas