Casi la mitad de los españoles gana menos de 18.000 euros brutos al año

Los datos del INE reflejan que los salarios se estancan y pierden poder adquisitivo

La ganancia media anual por trabajador ascendió a 23.156 euros en 2016, un 0,2% más

Salarios en 2016 pulsa en la foto

El sueldo medio anual por trabajador ascendió a 23.156 euros en 2016, un 0,2% más que el ejercicio anterior. Así lo refleja la encuesta anual de estructura salarial publicada hoy por el INE. El dato del salario medio no solo está influido por la evolución salarial, sino también por las características de los trabajadores que entran y salen del mercado laboral. Por ejemplo, al inicio de la crisis, el salario medio en España aumentó porque en un primer momento la destrucción de empleo afecto a los empleados más precarios. En cualquier caso, los datos del INE sugieren que los salarios están estancados y pierden poder adquisitivo. De hecho, la ganancia media por hora cayó un 1,2% en las jornadas a tiempo completo hasta situarse en 15,55 euros. En el caso de los contratos a tiempo parcial, el salario aumentó un 0,5% hasta los 10,67 euros la hora.

Entre hombres y mujeres se producen grandes diferencias. El salario medio entre los varones alcanza los 25.924 euros frente a los 20.131 euros de las mujeres, que tienen mayor peso en los trabajos a tiempo parcial.

Es en el País Vasco donde se gana el salario medio más elevado (27.480 euros), seguido de Madrid (26.330 euros) y Navarra (25.468 euros). En el lado opuesto sobresale Extremadura (19.475 euros), Canarias (19749 euros) y Castilla-La Mancha (20.826 euros).

El sueldo más frecuente en España no llega a los 16.500 euros, un nivel muy bajo. Además, este sueldo se encuentra en los tramos que sufren un tipo marginal en el IRPF mayor. Es decir, que pagan más impuestos por cada euro adicional que ganan.

Según los datos del INE, la nómina del 45,7% de los españoles no llega a dos veces el salario mínimo, es decir, ingresa menos de 18.345 euros. Los que ganan más de seis veces el salario mínimo (55.072 euros) están por debajo del 6% del total de asalariados.

Los sectores con mayores retribuciones son las empresas de suministro de energía, de actividades financieras y de información y comunicaciones. En la hostelería es allí donde se gana menos dinero. En un país donde el turismo tiene un peso relevante en el PIB, los bajos precios en la hostelería explican en parte el bajo nivel retributivo de España. 

La crisis económica que se inició hace más de diez años golpeó con extrema virulencia el mercado de trabajo. Las reducciones de plantilla o los ajustes salariales han sido la tónica habitual en los últimos años. Ahora, la economía española suma ya cuatro años creciendo y en los últimos tres a ritmos superiores al 3%. En este contexto, cada vez más voces señalan que ha llegado el momento de incrementar los salarios y más con un IPC a tasas positivas. El Gobierno de Mariano Rajoy, por ejemplo, ha animado a las empresas a repercutir la mejora económica en las nóminas de sus empleados. También el servicio de estudios del BBVA ha defendido que ha llegado el momento de incrementar los salarios. También el Banco de España constató en su último informe anual que la ganancia de competitividad de la economía española frente a la zona euro han recaído más en los ajustes de salario que en los márgenes empresariales. De hecho, el supervisor indica que el aumento de los márgenes en la actual fase cíclica podría refleja la falta de competencia en algunos sectores.

La negociación para el acuerdo salarial entre patronal y sindicatos se encuentra bloqueada. Cada una de las partes acusa a la otra de no tener voluntad para llegar a un acuerdo. La CEOE propone alzas de hasta el 2% para los sueldos más bajos y los sindicatos reclaman más del 3%. Además, la patronal exige que las mejoras salariales se vinculen a la productividad.

Normas