Acciona eleva su contribución fiscal en España a un 67% del total

Tuvo un coste tributario de 1.160 millones en 2017, un 14,5% más

Calcula un ‘cash flow’ social de 8.168 millones, con 5.000 millones de pago a proveedores

Acciona Ampliar foto

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, va a utilizar esta mañana la contribución de su compañía al desarrollo económico como uno de los pilares del mensaje a la junta de accionistas. Tras años en los que ha venido destacando la estrategia basada en la sostenibilidad y los negocios de fuerte componente medioambiental (energías renovables o gestión del ciclo del agua), en esta ocasión se verán destacados términos como la contribución fiscal o el cash flow social, según fuentes cercanas al empresario.

El grupo de energía e infraestructuras elevó el año pasado un 14,5% la citada contribución tributaria en el global de los mercados en que opera, hasta alcanzar los 1.160 millones de euros. De esa cifra, según datos que maneja la empresa, 545 millones responden al pago de impuestos soportados y los 615 millones restantes son impuestos recaudados. La suma global multiplica por 5,3 el beneficio neto obtenido en 2017.

Acciona eleva su contribución fiscal en España a un 67% del total

Pese a estar presente en 40 países y el creciente peso del negocio internacional, Acciona tiene en España su principal punto de aportación por impuestos. En 2017 dejó en este país 779 millones de euros, un 67% del total, por los 381 millones repartidos en el exterior, principalmente entre Administraciones de México, Polonia, Australia y Chile. La cifra local crece un 9% en relación a los 713 millones de 2016 y responde principalmente a pagos asociados al empleo, productos y servicios, por delante de los impuestos relacionados con propiedades y beneficios.

El grupo recupera el dividendo de 3 euros por título que ya pagó con cargo al ejercicio 2011

El argumento del creciente papel de Acciona como contribuyente en España viene a mitigar mensajes beligerantes de años pasados, a raíz especialmente de las reformas energéticas de 2012 y 2013, en los que Acciona se vio obligada a reducir a la mínima expresión la inversión local, y acelerar desinversiones y recortar plantilla en el terreno de las energías renovables.

El grupo controlado por la familia Entrecanales fue afectado por el impuesto a la generación, el canon a la hidráulica, un nuevo marco retributivo de la termosolar, la desaparición de la opción “pool+prima” o la revisión del índice de actualización de tarifa. Solo entre los años 2012 y 2013 el impacto en el beneficio antes de impuestos estuvo en el entorno de los 300 millones, lo que motivó la adopción de una economía de guerra que incluyó la suspensión del dividendo con cargo a 2013 y la provisión de 1.675 millones por la pérdida de valor de los activos y del fondo de comercio en ese mismo ejercicio.

ACCIONA 78,44 1,32%

En la junta de hoy se somete a aprobación el reparto de tres euros por título, con lo que Acciona supera los 2,87 euros distribuidos el año pasado y vuelve a los niveles de 2011.

En el capítulo del cash flow social, o riqueza generada en los entornos en que opera, Acciona distribuyó el año pasado 8.168 millones. Las tres grandes partidas son las del pago a proveedores, con algo más de 5.000 millones; los referidos 1.160 millones en impuestos, y los 979 millones que la compañía destinó a salarios. Se trata de cifras que superan con creces los 810 millones en inversiones o los 165 millones que el grupo dedicó a dividendos.

Normas