España vuelve a ganar competitividad frente a la UE en el primer trimestre

En el ranking por países que elabora el IMD, la economía española baja a la posición 36

Los expertos piden abordar de forma más decidida la digitalización de los sectores

España vuelve a ganar competitividad frente a la UE en el primer trimestre

El incremento de los precios registrado en los países de la zona euro fue superior durante el primer trimestre de este año a lo que se revalorizaron en España. Esto fue lo que propició que la competitividad-precio de la economía española frente a esta área mejorara tras cinco trimestres consecutivos de pérdidas de competitividad. Así, según el informe que elabora cada trimestre el Ministerio de Economía, la competitividad precio de España mejoró un 0,3%, lo que estaría confirmando el cambio de tendencia ya iniciado en el último trimestre del año pasado.

Esta mejora fue consecuencia del descenso del índice de precios relativo de consumo mientras que el del tipo de cambio protagonizó un ligero ascenso, tal y como refleja el Índice de Tendencia de la Competitividad (ITC) calculado con el IPC. El ITC mide la competitividad de las exportaciones mediante el tipo de cambio y los precios. De forma que incrementos en el ITC reflejan pérdidas de competitividad y viceversa. Tal y como explica Economía en su informe, aunque el IPC es la referencia más común a la hora de expresar cómo se han comportado los precios, lo cierto es que muchos de los productos y servicios que recoge o no son exportables o su peso en las exportaciones es muy residual.

Esto es lo que explica que también se utilicen los Índices de Valor Unitario (IVUs), que reflejan mejor los precios de la exportación porque computan solo productos y servicios exportados, ponderados por su peso en el conjunto de las ventas al exterior. Los datos del primer trimestre de este año del ITC frente al conjunto de la UE muestran una ganancia de competitividad del 0,3% por el descenso del índice de precios relativos, del -0,4%. Sin embargo, el índice de tipo de cambio contabilizó un ligero ascenso del 0,1%.

OCDE y otras áreas

También se ganó competitividad frente a los países de la UE que no forman parte del euro, al registrar el ITC un descenso interanual del 0,6%. Esta evolución se justifica porque el índice de precios relativos bajó un 0,9%, reducción parcialmente compensada por la apreciación del euro frente a la media de las monedas de estos países (0,3%).

Frente a la OCDE, el ITC subió un 4,3%. Este deterioro de competitividad se fundamenta en la apreciación del euro en un 5,1% (sobre todo frente al dólar y al yen), mientras el índice de precios relativos disminuyó un 0,8%.

En relación con los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), el ITC aumentó un 6,8% interanual en el primer trimestre. El deterioro de la competitividad también se debió al aumento del tipo de cambio en un 8,2%, mientras que el índice de precios disminuyó un 1,3%.

Al mismo tiempo que se publicaban estas cifras, el Ranking de Competitividad Mundial que elabora la escuela de negocios IMD mostró que el último año no ha sido bueno para los países de Europa Occidental.

Irlanda (12) y Luxemburgo (11) abandonaron el top 10 de esta clasificación que examina a un total de 63 países al caer seis y tres posiciones respectivamente.

Alemania (15), Finlandia (16), Reino Unido (20), Islandia (24), Bélgica (26), España (36) y Chipre (41) experimentaron caídas de posiciones con respecto al año anterior. Destaca el informe que a excepción de los casos de Chipre y España, todos estos países de Europa Occidental mostraron signos de desaceleración en algunos de sus indicadores macroeconómicos, tales como el volumen de exportaciones, inversiones internacionales, empleo, o precios, entre otros. Por el contrario, Francia (28), Portugal (33) e Italia (42) experimentan una mejora en el ranking, de tres, seis y dos posiciones, respectivamente. El auge de Portugal se debe al crecimiento de las actividades económicas, al que se une un cambio positivo en las percepciones sobre la eficiencia institucional, incluida la mayor transparencia gubernamental. Solo Grecia se mantuvo en idéntica posición que 12 meses antes.

¿Por qué se produce el retroceso de dos posiciones de la economía española? El estudio justifica este descenso por la pérdida de competitividad en aspectos clave como su legislación empresarial, la política fiscal, el funcionamiento del mercado laboral y el nivel de sus infraestructuras científicas. En el último año, los aspectos más atractivos de España fueron el dinamismo de su economía, la competitividad por costes, unas infraestructuras de transporte fiables, la formación de sus trabajadores; y una actitud positiva y abierta.

Por ello, los expertos del Centro de Competitividad Mundial del IMD establecen como retos para la economía española fortalecer la sostenibilidad del sistema fiscal para el medio y largo plazo, la reforma de las pensiones, desarrollar una administración pública más eficiente, e impulsar la internacionalización de las empresas.

En este sentido, reclaman reducir la excesiva regulación existente, así como promover la digitalización y la adopción de tecnologías innovadoras en diversos sectores empresariales.

Quién es quién en la clasificación mundial

El Top 10. EE UU logró el año pasado adelantar a Hong Kong y se sitúa primero entre las economías más competitivas del mundo tras escalar tres posiciones por el funcionamiento de su economía y de sus infraestructuras. Hong Kong ocupa el segundo lugar gracias a su elevada eficiencia gubernamental y empresarial. Tras ellos, Singapur, Países Bajos y Suiza completan el Top 5. Los países nórdicos copan el protagonismo de las siguientes plazas. Dinamarca, Noruega y Suecia ocupan los puestos 6, 8 y 9. Emiratos Árabes Unidos (7), y Canadá (10) cierran los primeros lugares de la clasificación.

Europa del Este. Aunque la mayoría de sus países logran mejoras en sus economías, consiguen resultados mixtos. Lituania se sitúa en el puesto 32, Polonia, en el 34, Eslovenia, en el 37, y Hungría, en el 47. Bulgaria, con el 48 y Rumanía, con el 49 cierran la lista de los 50 mejores.

Los últimos de la fila. Las cinco economías con peores resultados muestran un ligero cambio en su rendimiento. Mientras que Mongolia (62) y Venezuela (63) permanecen a la cola, Ucrania, en el puesto 59 y Brasil, en el 60, mejoran. Croacia baja al 61.

Normas