La CEOE propone alzas salariales de más del 2% para los sueldos bajos

Los sindicatos demandan alzas superiores al 3% y mayores para los salarios bajos

Álvarez y Sordo, megáfono en mano, exigirán un pacto de salarios a las puertas de CEOE

Pepe Álvarez, secretario general de UGT (izquierda) y Unai Sordo, secretario general de CC OO.
Pepe Álvarez, secretario general de UGT (izquierda) y Unai Sordo, secretario general de CC OO.

Las patronales CEOE y Cepyme proponen una subida salarial general de “hasta el 2%”, y superior para los sueldos bajos. Sin detallar cuáles, los empresarios dijeron este lunes que buscan “la convergencia con el acuerdo sobre el Salario Mínimo Interprofesional para 2020”, cuando debe llegar a 850 euros, con lo que el alza sería para los sueldos mínimos. Los sindicatos se opusieron al considerar la propuesta insuficiente.

La CEOE defiende que su propuesta de subida “supera sensiblemente la variación salarial media del 1,56% pactada en los 2.148 convenios firmados” en 2018, que suponen la mitad de los acuerdos salariales del país. La patronal, que propone fijar también subidas de sueldo variables en cada sector en función de la productividad o el índice de absentismo, recordó que incluso los convenios laborales de los propios sindicatos están por debajo de estas cifras, con alzas del 1,8% en UGT y del 1,9% en CC OO.

Sin embargo, la propuesta de los empresarios para la negociación del IV Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC) fue criticada por los representantes de los trabajadores. Alegan que la postura patronal no se ha movido un ápice durante las negociaciones. Critican, por ejemplo, que aunque el presidente de CEOE, Juan Rosell, sugirió en su última asamblea que estaba dispuesto a adelantar a 2019 la subida del salario mínimo a los 850 euros, esa propuesta no se les ha planteado en la mesa de negociación.

La discusión entre las partes hizo que la reunión de este lunes se despachara en solo unos minutos. De hecho, a su fin, los representantes sindicales ratificaron su intención de celebrar este martes importantes protestas ante las principales sedes patronales del país reclamando subidas salariales superiores al 3% y salarios mínimos de convenio en el entorno de los 1.000 euros. Así, los máximos líderes sindicales de CC OO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, prevén manifestarse este martes, megáfono en mano, ante la sede de la CEOE en Madrid, mientras que actos similares se repetirán por las sedes patronales de otras regiones.

Esta reivindicación que se presenta como la vuelta de los máximos representantes de CC OO y UGT a la clásica reivindicación sindical a pie de calle con megáfono en mano, está previsto que se produzca pocas horas después de que los técnicos de las centrales y las patronales CEOE-Cepyme intentaran, sin éxito, reunirse para desbloquear las negociaciones para firmar un acuerdo de negociación colectiva plurianual para este año y los dos o tres años, que incluiría las recomendaciones salariales para dichos ejercicios. Esta protesta de CC OO y UGT se repetirá, además, delante de numerosas sedes patronales en toda España.

CEOE y Cepyme han criticado la postura adoptada por las centrales sindicales y han señalado su enrocamiento en la falta de compromiso de los sindicatos para intentar alcanzar un acuerdo que impulsara la desconvocatoria de esta protesta en la que los máximos líderes nacionales y de Madrid de CC OO y UGT pretenden que Juan Rosell escuche desde su despacho las exigencias sindicales. En un comunicado, la CEOE aseveró que los sindicatos buscan “cualquier excusa” para romper el diálogo abierto en la negociación colectiva, “tal y como hicieron el año pasado”.

Las posturas de unos y otros para la firma de este acuerdo de convenios no estarían tan distantes, según algunas fuentes, pero ambas partes acusan al contrario de no querer firmar por sus propios intereses. La oferta patronal es la de recomendar una subida de sueldos generalizada del 2% que podría subir hasta un 3% por productividad en los sectores y empresas que se lo pudieran permitir. Mientras que los sindicatos parten de un incremento salarial mínimo del 3,1%, además de una cláusula de revisión salarial que garantice el poder adquisitivo y la fijación de un salario mínimo de convenio de unos 1.000 euros al mes.

Así, las posturas no serían tan distantes si se tiene en cuenta que los sindicatos estarían dispuestos a negociar a la baja la cláusula de revisión si se produce un mayor incremento de los salarios más bajos, según algunas fuentes consultadas.

Esta disposición patronal se produce ahora que la práctica ha puesto de manifiesto que los últimos incrementos del 8% y 4% del salario mínimo no han traído aparejados destrucción de empleo. "Para los sindicatos, una mejora sustancial de los salarios más bajos podría ser mucho más importante que la recomendación de subida lineal de sueldos", precisaron las fuentes consultadas.

De momento, y ante la ausencia de este acuerdo de negociación colectiva --por segundo año consecutivo ya que el pasado año tampoco lograron cerrar un pacto-- los negociadores de los convenios ya han acordado las condiciones laborales de 5,36 millones de trabajadores hasta abril, con un incremento salarial medio pactado del 1,56%, la cifra más alta desde 2011. 

Normas