Línea Directa compra 1.000 Audi A1 como coches de sustitución

Se trata de la mayor compra de una flota de vehículos en la historia de España

Invierte más de tres millones de euros en la operación de 'renting'

José Miguel Aparicio, director general de Audi en España y Miguel Ángel Medina, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora.
José Miguel Aparicio, director general de Audi en España y Miguel Ángel Medina, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora.

Línea Directa ha adquirido una flota de más de 1.000 unidades del Audi A1 Sportback Adrenaline, en régimen de renting, que pondrá a disposición de sus clientes de manera gratuita en caso de que hayan sufrido un siniestro. La compañía entregará el vehículo directamente donde el asegurado solicite.

Se trata de la mayor operación de compra de una flota de vehículos que se ha realizado nunca en España, según ha explicado el director de gobierno corporativo de la aseguradora, Francisco Valencia.

La operación ha supuesto una inversión para la aseguradora superior a tres millones de euros y se enmarca dentro del plan integral de movilidad de la compañía, que incluye iniciativas también para sus empleados y prevé solucionar "cualquier problema" de movilidad de sus asegurados a través de la digitalización.

"Recuperaremos esta fuerte inversión gracias a la mejora de la calidad de servicio, lo que esperamos redunde en una mayor fidelización de nuestros clientes y en una mejoría de nuestra imagen de marca", ha comentado Valencia, en rueda de prensa.

En caso de que la flota de Audis A1 no sea suficiente en un momento puntual, Línea Directa contratará vehículos de sustitución de los talleres, y si aún así no fuera suficiente, la aseguradora llegaría alquilar directamente los coches para sus clientes.

Este nuevo concepto supone un "cambio de paradigma", ya que hasta ahora los vehículos de sustitución eran propiedad de los talleres y se ofrecían a todos los clientes de las aseguradoras por igual, lo que generaba un colapso en la prestación del servicio que retrasaba hasta en dos o tres semanas la entrega del coche.

Los talleres de "confianza" de la compañía de seguros serán los encargados de gestionar los vehículos. En concreto, CAR Madrid y CAR Barcelona, los dos centros propiedad de Línea Directa, contarán con casi 120 vehículos.

Este proyecto ha contado con varias fases. En una primera, se puso en marcha el programa financiación total, para Bankinter diera financiación a los clientes de Línea Directa que hubieran sufrido un siniestro total. En la siguiente fase, se empezó a extender el renting de coches de marca Audi a todos los empleados (el 10% de la plantilla ya se ha adherido). 

Las novedades explicadas hoy se corresponden con la tercera fase. A partir de ahora, Línea Directa va a estudiar si  a los clientes les puede interesar que, en caso de sufrir un siniestro total, ser beneficiarios de un servicio de renting con un Audi, en lugar de percibir una indemnización.

Normas