China manda en los másteres

El interés de las empresas por abrirse paso en el gigante asiático anima a los centros formativos a organizar programas enfocados en él

Algunas propuestas, como la que ofrece la Universidad Pompeu Fabra, llevan a los alumnos a Shanghái, donde se visitan compañías españolas instaladas allí.
Algunas propuestas, como la que ofrece la Universidad Pompeu Fabra, llevan a los alumnos a Shanghái, donde se visitan compañías españolas instaladas allí. Getty Images

China es desde hace más de 20 años un mercado exportador, un productor que ofrecía a las empresas internacionales mano de obra barata. Pero ahora las tornas están cambiando. Con una clase media-alta en proceso de crecimiento intenso, se calcula que en 2030 este grupo social representará el 35% de la población, frente al 10% actual; el país asiático ha bajado sus barreras comerciales para abrirse al mundo.

El camino comenzó en 2015, cuando el Gobierno chino empezó a recortar las tasas de importación a los bienes de consumo, y se reforzó en diciembre pasado, cuando el régimen de Xi Jinping realizó una nueva bajada de impuestos. Desde el 17,3% de media para algunos productos hasta el 7,7% para otros. En total, 187 bienes se vieron beneficiados, entre ellos, el calzado, la ropa, la alimentación y los medicamentos.

Ante esta nueva situación, las oportunidades para las empresas son evidentes. Pero para poder adentrarse en este mercado se necesitan profesionales capaces de relacionarse no solo con la economía del país, sino también con su cultura, legislación, política y manera de hacer las cosas. Las universidades lo saben y, por ello, han creado diferentes programas en los que se abordan dichas competencias.

Primer grado

El grado en Estudios de Asia Oriental es el primer paso que pueden dar los estudiantes para conocer este territorio. Esta titulación de cuatro años, impartida por varios centros españoles, como las universidades de Málaga, Salamanca, Sevilla o la Autónoma de Madrid y su homóloga de Barcelona, abarca los caracteres culturales, como arte, religión, literatura o pensamiento filosófico; el conocimiento del chino y japonés, la historia del país, la evolución de su sistema político, sus condiciones económicas y comerciales y su organización territorial.

Pero, además del grado, han surgido en los últimos años diferentes programas de máster que, a grandes rasgos, podemos dividir en tres grupos. En el primero estarían aquellos lanzados al calor de dicho grado; en el segundo, los dedicados a conocer la historia y la cultura, destinados a perfiles de investigadores, y en el tercero, los que prestan más atención a la legislación y a la economía, de carácter más práctico y enfocados a profesionales que quieran desarrollar su carrera en el mundo empresarial, ya sea en multinacionales o en pymes.

Es el país de moda y universidades y escuelas responden a la demanda con carreras, posgrados y proyectos ­intensivos

Para los estudiantes de la primera opción, diversas universidades, como las de Salamanca, Granada o Barcelona, han creado programas que permiten, por un lado, consolidar los conocimientos de los alumnos procedentes del grado de Asia Oriental, y, por otro, permitir al resto de alumnos adentrarse en esta área geográfica en expansión.

Para los universitarios del tercer grupo, la Universidad de Alcalá de Henares, a través del Instituto de Altos Estudios Universitarios, imparte de manera online el máster internacional en Economía y Negocios de China e India. Un programa que puede completarse con sus cursos online, gratuitos y abiertos a todo el mundo (MOOC, por sus siglas en inglés) sobre geografía, historia, arte y pensamiento.

“Cada vez más multinacionales precisan de empleados en China. El problema no es el idioma, porque los negocios se realizan en inglés, pero la gente no suele aguantar en sus puestos de trabajo porque se sienten perdidos. Salen a la calle y no entienden la realidad del país. Este máster está destinado a solucionar esta problemática”, afirma Óscar Waisnan, director del instituto. El máster fue uno de los primeros en impartirse en España y se puso en marcha por solicitud de Casa Asia. En esta línea, la Universidad Pompeu Fabra ofrece el máster en Estudios Chinos que, con una duración de dos años, no se enfoca únicamente en la República Popular de China, sino también en Taiwán, Hong Kong y en la diáspora china.

Además, la Pompeu Fabra ha incrementado significativamente el peso de China en su máster en Negocios Internacionales. “La creciente demanda de profesionales que controlen este mercado no solo nos ha llevado a aumentar las horas dedicadas al país, sino también a modificar el enfoque”, afirma Joan Ros, uno de los profesores del programa. “Si antes se enseñaba a los alumnos cómo abordar la subcontratación, las compras o la búsqueda de proveedores, ahora se les enseña a cómo vender en el país”, resume Ros. El docente admite que, aunque el conocimiento de las empresas españolas en otros lugares del mundo, como América Latina, Europa u Oriente, es sobresaliente, China sigue siendo la asignatura pendiente.

Cursos cortos

Un hecho que ha llevado a la universidad a implantar un programa corto específico e intensivo en Shanghái. Destinado a empresas o emprendedores que estén pensando en abrir negocios y relaciones con el gigante asiático, este programa de dos semanas impartido en la ciudad china incluye encuentros con empresas e instituciones. Compañías de la altura de Roca abren sus puertas a los alumnos, que conocerán de primera mano las estrategias que han realizado las diferentes empresas en el país, los buenos pasos que han dado al cabo de los años, y también los malos, porque, como apunta Ros, es la única manera de no incurrir en los mismos errores.

Las diferencias culturales hacen que las empresas busquen personal formado en los modos orientales para contratar

Cuota de empleo del 100%

Otra opción para los estudiantes interesados en desarrollar su profesión dentro de las paredes corporativas es el máster en Unión Europea y China: Cultura y Economía, que este curso ha cumplido su décima edición en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su director, Minkang Zhou, da cuenta de los puntos fuertes de esta titulación oficial. “Nos caracterizamos por ser un máster que aúna la cultura, la estrategia, el marketing y los negocios y por tener un 100% de cuota de empleo en los primeros seis meses desde que se da por finalizado”, presume.

Esta certificación presencial es un claro ejemplo del creciente interés de los alumnos de España por China. Si hace 10 años tan solo contaban con 20 alumnos, en la actualidad reciben más de 100 solicitudes de media para las 40 plazas que tienen disponibles anualmente.

De este mismo ámbito, pero de carácter online, es la propuesta de la Universidad a Distancia de Madrid (Udima) y de la Universidad Rey Juan Carlos. El objetivo de su máster en Unión Europea y China, lanzado en junio de 2017, es capacitar a sus alumnos para dominar el nuevo programa político de este país.

Novedades cada vez más internacionales

La apuesta por el ámbito internacional marca las novedades para el próximo curso en materia de másteres. El ejemplo más destacado lo protagoniza Cataluña, donde el 71% de las nuevas titulaciones se impartirán en lenguas extranjeras (inglés principalmente). La Universidad de Barcelona, por ejemplo, incluirá en este ámbito tres de sus seis nuevos planes, mientras que la Autónoma lo hará en seis de sus ocho propuestas.

La Universidad de Salamanca se suma a la internacionalización con su programa Traducción Especializada y Mediación Cultural-MATEM junto con la Universidad de Heidelberg (Alemania). Al finalizar, sus alumnos obtendrán doble título.

Las ingenierías también triunfan entre los lanzamientos. Ejemplos son el máster de Ingeniería Física de la Universidad Politécnica de Cataluña, el de Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación y en Ingeniería Eléctrica y Electrónica, de la Universidad Pública de Navarra; los de Ingenierías en Química, e Informática, de la Universidad de Huelva; el de Ingeniería Clínica y Tributación, de la Universidad Carlos III, o el de las Ingenierías en Aeronáutica e Industriales de la Universidad de La Coruña.

Centrados más en la ciencia, los programas en Nanociencia y Nanotecnología, de la Universidad de Barcelona; el máster en Física de Partículas y del Cosmos, de la Menéndez Pelayo, o los másteres de la Universidad de Huelva en Química Aplicada y en Simulación Molecular.

En tecnología destaca el máster en Internet de las Cosas para la Salud Digital de la Universidad Autónoma de Barcelona y el primer máster en Tecnología 5G de España, de la Carlos III en colaboración con Ericsson. A petición de Airbus, este centro pondrá también en marcha el máster en Airframe Technology, cuya finalidad será cubrir las necesidades de incorporación de personal de alta cualificación, formado en el ámbito del diseño y cálculo avanzado de estructuras de aeronaves.

Normas