El sindicato de los pilotos españoles rompe con Ryanair

El Sepla tomará medidas de presión para que los contratos del personal basado en España se rijan por legislación local

La low cost comenzó a reconocer a finales del año pasado a los sindicatos como interlocutores

Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair.
Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair.

El sindicato de pilotos Sepla ha decidido romper la mesa de negociación que mantenía con Ryanair desde el pasado mes de marzo. El colectivo, que representa a unos 500 de los 800 pilotos de la low cost basados en España, ha comunicado la decisión a la plantilla a través de una circular a cuyo contenido ha tenido acceso Reuters.

En el nuevo escenario, el sindicato va a analizar las distintas opciones a su alcance para que la compañía que preside Michael O'Leary reconozca, bajo legislación española, los contratos del personal que trabaja en este país y debe de utilizar la figura de los falsos autónomos o pilotos contratados a través de brokers.

En la nota interna de los pilotos se afirma que la aerolínea no ha tenido en cuenta las propuestas que aportó el sindicato a un borrador de mínimos que coincidía “en un 90%” con los puntos que había señalado la dirección. Entre los asuntos que separa a las partes figura la negativa a reconocer horas sindicales.

El Sepla proponía que los siete delegados sindicales en Ryanair tuvieran tres días al mes, con garantía salarial, para dedicarlos a la tarea de representación de los trabajadores. Estas jornadas exentas de servicio no serían intercambiables entre ellos ni acumulables una vez concluido el mes.

Otras reivindicaciones de los trabajadores son la regulación de las bajas de maternidad y paternidad, los días libres en caso de matrimonio, la posibilidad de cobrar a través de entidaes financieras españolas o la jornada reducida para el personal que cumple con una serie de requisitos.

El colectivo contaba con tener firmado un convenio en Ryanair a lo largo del verano. De hecho, España es el segundo mercado por número de bases y personal para la aerolínea irlandesa. Con más de 500 rutas ofrecidas desde España, el incremento operativo en este país será del 9% en 2018, con previsión de 41,5 millones de pasajeros en 26 aeropuertos. Este mercado representa el 27% de las operaciones de la mayor low cost europea.

Normas