Alta cocina mexicana a precios comedidos

Cantina Roo, nuevo local en el barrio de Salamanca, donde ejerce el joven chef Guillermo Ortega

Gastronomía
Sala de Cantina Roo, en Madrid.

Cantina Roo es un nuevo restaurante de corte mexicano en Madrid. Es una mezcla de la cocina popular del país de los chiles con guiños a platos de otras procedencias, combinado con productos mediterráneos. El resultado es una cocina contemporánea, dentro de una ambiente desenfadado y divertido, donde no falta un repertorio de cervezas, tequilas y mezcales. A la entrada, una barra para picotear a cualquier hora del día, rodeados por los clásicos murales mexicanos, basados en la tradición de los exvotos.

Como anfitrión ejerce Óscar Polanco, mexicano, fotógrafo y gran conocedor de la gastronomía, el alma del proyecto, con el que busca fusionar los sabores mexicanos, sus raíces y su tradición, con la cocina europea y los productos de calidad de este lado del Atlántico.

Callos a lo pibil con cebolla encurtida.
Callos a lo pibil con cebolla encurtida.

“La cocina popular mexicana”, explica Polanco, “se resume en disfrutar y divertirse comiendo y bebiendo”. Al frente de la cocina se encuentra el joven chef Guillermo Ortega, que inició su carrera en Currito y en Santceloni (dos estrellas Michelin) donde pasó más de tres años. Ahora busca una cocina sencilla y contemporánea, que combina el ácido, picante o dulce de los sabores populares mexicanos, donde los chiles juegan un papel importante.

En Cantina Roo se puede tomar un guacamole con chicharros y totopos de maíz (nueve euros), un gambón en tempura, con lechuga, envuelto en papada ibérica, queso gallego (del que se puede prescindir) ya que la personalidad al plato se la aporta la mayonesa de chipotle (14 euros); una ostra en aguachile con aire de pepino (12 euros); una sabrosa tosta de pato azulón con vino de Oporto, calabaza y mole (14 euros).

Como platos principales se puede optar por un buen taco al pastor con lagarto ibérico, aguacate y aire de piña asada (11 euros); raviolis de huitlacoche con salsa de queso (13,50 euros); callos a lo pibil con cebolla encurtida (13 euros), o un gran rib-eye a la brasa con salsa molcajete y patata puente nuevo adobadas (14,50 euros). Para los postres, merece la pena probar el tamal de chocolate con sopa fría de plátano y helado de vainilla (6,50 euros). Interesante carta de vinos, aunque se echa de menos alguna etiqueta más de blancos.

Cantina Roo: López de Hoyos, 13. Madrid. Tel.918 052 059.

 

 

 

 

Normas