Opel prepara una reestructuración europea de sus concesionarios

La enseña ha mandado una carta de cancelación de contratos a toda su red

En España, ya se ha informado a los puntos de venta de cara a una negociación de condiciones a futuro

Michael Loescheller, consejero delegado de Opel
Michael Loescheller, consejero delegado de Opel

El grupo PSA está ultimando un proceso de renegociación de sus concesionarios en Europa, que contempla el cierre de un tercio de sus 1.600 puntos de venta en todos los países. En España, tal y como adelanta hoy El Mundo, los propietarios de la red ya han recibido notificación de esta cancelación pero las cartas aún no se han enviado.

Fuentes de la marca explican que esta notificación es "una cuestión legal" que busca "una actualización de los contratos" y no implicaría cierres en un principio. "La red está bastante ajustada en España en cuanto a número de concesionarios pero los acuerdos que regían la relación son de la época General Motors", explican. Con el nuevo propietario, el grupo PSA, los concesionarios tienen que estar alineados con los objetivos de rentabilidad del plan PACE, que aspira a llevar a Opel a números negros en Europa en 2020. "Los concesionarios en Europa son y serán colaboradores estratégicos de Opel como clave para la entrada en el mercado", detallaron fuentes de Opel. Sin embargo, "con el plan PACE, Opel debe mejorar su eficiencia en todas las áreas. Incluso en la estrategia de venta y distribución de los vehículos, que será revisada con detenimiento. Esto incluye, por supuesto, los acuerdos con los concesionarios", señalaron desde al compañía. 

La red recibirá así una carta de cancelación del contrato de distribución actual con Opel con un preaviso de dos años, hasta 2020. A partir de aquí, fuentes de la compañía detallan que "se les enviará una nueva carta, de compromiso de continuidad pero sin contrato y se abrirá un periodo de entre tres y cuatro meses para renegociar los acuerdos". 

Los nuevos pactos comerciales profundizarán en la digitalización, los nuevos usos de la movilidad, los cambios en los hábitos de compra de los clientes y las regulaciones sobre emisiones contaminantes, entre otras tendencias de mercado que enfrenta el sector de la automoción a futuro. "Habrá también un enfoque fuerte en la armonización y simplificación de los programas administrativos y de las herramientas para incrementar la eficacia en las ventas y en la atención al cliente", explicaron. "Esto supone para el concesionario una reducción de las trabas administrativas y de la burocracia además de oportunidades adicionales de ganancias para los puntos de venta más eficientes y rentables", señalaron. 

Fuentes de los concesionarios alertan de que esta renegociación de contratos en España sí podría conducir a cierres de algunos establecimientos, ya que la tendencia en el mercado es hacia la concentración. "Se va a hacer mucho hincapié en el rendimiento y la rentabilidad de los puntos de venta y el que no lo consiga, estará fuera", señalan. Estas mismas fuentes apuntan, tal y como reivindican desde la patronal de concesionarios Faconauto, que "la ausencia de una mejor regulación para la relación marca-red de venta deja la sartén por el mango a la marca, que negocia las condiciones a su gusto. Salir de esta relación tampoco es beneficioso para el concesionario", explican.

Normas