Más autónomos, pero menos ingresos a la Seguridad Social. ¿Cómo es posible?

El sistema de pensiones para los profesionales autónomos continúa debilitándose, apuntan desde UPTA. Estas son las causas.

autónomos ingresos seguridad social

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha reclamado al Gobierno que ayudas como la tarifa plana vayan a cuenta de los Presupuestos Generales del Estado, en lugar de la Seguridad Social.

“Sería razonable esperar una evolución positiva en el crecimiento del número de trabajadores autónomos cotizantes para 2018, teniendo en cuenta la evolución de este primer trimestre. Sin embargo, la realidad es que el Proyecto de Ley de Presupuesto para 2018 prevé una reducción de los ingresos por cotizaciones en el RETA”, ha afirmado UPTA en un comunicado.

En efecto, la recaudación en el Régimen de la Seguridad Social de los profesionales por cuenta propia ha descendido un 1,02% en 2018 como consecuencia de las tarifas planas. La previsión del Presupuesto es un alza de la base mínima de cotización tanto para los autónomos que trabajan como personas físicas como para los administradores de sociedades.

“Concluimos que si el número de cotizantes debería aumentar y también se incrementan las bases de cotización esta rebaja de recaudación solo puede venir derivada de las reducciones y bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social previstas para este año”, explican desde esta asociación.

Un sistema más frágil

UPTA lleva varios años reclamando que el coste de las tarifas planas o bonificaciones de cuotas debería hacerse exclusivamente con cargo a los PGE, y más concretamente del SEPE. De lo contrario lo que se está haciendo es perjudicar el sistema de la Seguridad Social, muy afectado en los últimos años, y poner en riesgo las pensiones dignas de las futuras generaciones de pensionistas autónomos.

En lo relativo a los Presupuestos Generales, el Gobierno de Mariano Rajoy prevé unos ingresos por cuotas en el RETA de 11.441 millones de euros, mientras que los del año anterior, actualmente prorrogados, tenían una previsión de 133 millones de euros menos en términos absolutos.

Lo que desde la Asociación de Profesionales y Trabajadores Autónomos se va a proponer a los diversos Grupos Parlamentarios es que durante el debate del Proyecto de Presupuestos se establezca que se reduzca el periodo de cuatro años que el Gobierno había previsto en la Ley de Reformas del Trabajo Autónomo que se aprobó a finales de 2017 para conseguir íntegramente este objetivo. “El plazo debería acortarse al menos a dos años”, señalan.

Normas