Adif recurrirá a los bonos verdes para avanzar en las obras del AVE

Baraja una nueva emisión por 600 millones tras los compromisos de Fomento

La empresa ultima licitaciones por 1.700 millones de euros

Adif
Juan Bravo, presidente de Adif.

El administrador público de la infraestructura del AVE, Adif Alta Velocidad, prepara su vuelta al mercado de capitales para financiar los compromisos que asume el Ministerio de Fomento en construcción de nuevos kilómetros de red ferroviaria.

La empresa que preside Juan Bravo fue la primera estatal en probar con éxito con los bonos verdes, vía que volverá a abrir previsiblemente antes de que concluya el primer semestre, según apuntan fuentes de toda solvencia. Las colocaciones de 2017, por 600 millones de euros, cotizan en el AIAF, mercado de deuda corporativa de BME. Su vencimiento es a 6 años y paga un interés anual del 0,8%. El precio por bono, ofrecido a inversores institucionales, fue de 100.000 euros.

Todo parece indicar que la empresa dependiente de Fomento repetirá este esquema utilizado el pasado verano. Entonces el sindicato de colocadores estuvo formado por BBVA, Banco Santander, BNP Paribas y Crédit Agricole.

Adif Alta Velocidad ha partido en 2018 con una previsión de pérdidas que alcanza los 229 millones de euros, según los Presupuestos Generales del Estado

Adif Alta Velocidad ha partido en 2018 con una previsión de pérdidas que alcanza los 229 millones de euros, según los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, su calificación crediticia, otorgada por Moody’s y Fitch, es de investment grade (Baa3 y BBB+, respectivamente, para la deuda alargo plazo) al contar con el respaldo del Estado.

18.000 millones de deuda

Adif Alta Velocidad es la empresa pública que carga con mayor volumen de deuda, con 2.500 millones por encima del FROB en la previsión para el presente ejercicio.

El proyecto de Presupuestos presentado la semana pasada indica que el 48,3% de la inversión del Grupo Fomento se dedicará al ferrocarril, con 4.300 millones sobre 8.900 millones. La suma supone un incremento del 25% respecto a los Presupuestos de 2017 y Adif Alta Velocidad cuenta con compromisos por 2.700 millones en el Corredor Mediterráneo (923 millones), Corredor Noroeste (757 millones), Corredor Norte (661 millones), Corredor Cantábrico-Mediterráneo (82 millones) y Corredor de Extremadura (283 millones), entre otros.

Lo más inminente parece la licitación antes del verano de los ocho tramos del Corredor Mediterráneo entre Murcia y Almería, con actuaciones por 1.700 millones.

Los bonos verdes, con los que ya se han financiado Iberdrola, Repsol o Gas Natural, y con los que también espera estrenarse en las próximas semanas la filial de servicios industriales de ACS, son títulos de deuda con cupones altamente competitivos que generan capital para proyectos que generen beneficios ambientales o relacionados con el cambio climático. Este tipo de producto atrae la atención de los fondos con políticas de responsabilidad social y relacionadas con la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas. En el sector público también han emitido este tipo de bonos finalistas el Ayuntamiento de Barcelona, la Comunidad de Madrid y el ICO.

Adif Alta Velocidad cuenta con compromisos de inversión por 2.700 millones este año

En el caso de la remesa de 2017, Adif iba a emplear los ingresos generados en la construcción de nuevas líneas y la extensión de las existentes de alta velocidad y mantenimiento, renovación y proyectos de eficiencia energética.

Normas