Hoteles digitales, los preferidos de los turistas

Las cadenas ya registran casi el 50% de las reservas de habitaciones de forma online

Hoteles
Imagen del hotel NH Collection.

Si hace unos años a cualquier hotelero español le hubieran dicho que iba a tener una carta de almohadas o wifi gratis, que instalaría un spa en su hotel o que entre sus principales clientes estarían los singles o el colectivo LGTB, seguramente no lo creería.

Pero estos son solo algunos de los cambios sufridos por la industria hotelera, que en España factura más de 16.000 millones de euros al año y que tiene que alojar a más de 80 millones de extranjeros en sus casi 17.000 establecimientos.

Dice Pepe Díaz Montañés, consejero delegado de Artiem Hotels, que "las nuevas tecnologías han cambiado el servicio y al cliente". La distribución ha pasado de los turoperadores, "que generaban un turismo de masas, a las plataformas online, con un turismo más one to one, que exige mayor calidad porque el turista está más viajado, pero también ha cambiado la gestión de los hoteles, ahora más eficiente".

Además, el milagro Trivago, Booking o TripAdvisor, y las propias webs de los hoteles, que ya captan casi el 50% de las reservas, junto al big data, "permiten adelantarse a las preferencias del cliente y ofrecer un servicio más personalizado", aseguran en NH Hotels.

Pero también han traído una cara b: las plataformas de pisos turísticos, Airbnb entre ellas, que, según los hoteleros, compiten con ventaja en el pago de tasas y, encima, no sufren las moratorias para las aperturas de los hoteleros. Plataformas que, según Barceló, han obligado a los hoteles a ofrecer un valor añadido en salud, ocio o gastronomía para competir, captar clientes y fidelizarlos. 

Además, la crisis también ha impulsado la gestión, en vez de la compra de establecimientos y la internacionalización hacia nuevos destinos como Asia, Estados Unidos y otros países europeos, una máxima para algunas cadenas como Iberostar,  Riu  o AC Hotels, entre otras, debido al stand by nacional.

Términos como hotel urbano, de familias o soltero, hotel spa, slow o sostenible han sido también producto de la especialización registrada en los últimos años para cubrir las nuevas demandas del nuevo perfil de clientes.

NH Hotel group: mi iPad controla mi habitación

Cerca de 400 hoteles en 30 países avalan la internacionalización de NH, que cumple 40 años y que ha sabido hacer la transformación digital para adaptarse. Mood room (habitación controlada desde un iPad) o tecnología holográfica 3D son solo algunos de los avances introducidos en sus establecimientos, cuyo buque insignia es el recién reformado Eurobuilding (Madrid). Además, ha mimado la gastronomía y, de hecho, cuenta con varias estrellas Michelin en algunos de sus hoteles.

Artiem Hotels: ecolujo para el turista 'slow'

Bienestar físico y mental, vida sana y sosiego es la filosofía que irradia Artiem, una cadena que cuenta con cinco hoteles con spa en España (Menorca, Madrid y Asturias) y que se ha situado entre los preferidos por los turistas según TripAdvisor y el turoperador TUI Travel. Muy comprometido con la sostenibilidad del entorno, pero dotado con las últimas tecnologías, Artiem ya en 2107 realizó el 44% de sus reservas online. El de Madrid tiene un marco conceptual urban green.

Fuerte Hoteles: sostenible en un destino de masas

Fuerte Marbella, el primer hotel que abrió en Marbella pueblo hace 61 años, ha sido testigo de la democratización del turismo, dice José Luque, director general. Integrado por seis hoteles (en Andalucía), este grupo tuvo como máxima desde muy pronto el desarrollo sostenible del turismo. De hecho, Fuerte Conil (abierto en 1999) fue el primero en obtener el certificado por su gestión de calidad y medio ambiente. Es una de las cadenas más respetuosas con el entorno.

Normas