Elon Musk elimina su cuenta de Facebook y también las de Tesla y Space X

El inversor y empresario se suma a la campaña de #DeleteFacebook

Mozilla también dejará de poner publicidad en la red social

Elon Musk,fundador y CEO de Tesla y Space X.
Elon Musk,fundador y CEO de Tesla y Space X.

Elon Musk ha decidido borrar su cuenta personal de Facebook y las páginas de sus compañías SpaceX y Tesla después de bromear en Twitter preguntándose ¿qué es Facebook? Con esta acción, el multimillonario creador de Tesla parece unirse al movimiento #DeleteFacebook, la campaña puesta en marcha para pedir el abandono de la popular red social tras conocerse que la consultora británica Cambridge Analytica habría utilizado 50 millones de perfiles de Facebook para favorecer la campaña de Donald Trump.

La acción de Musk supone un duro golpe para Facebook, dada la notoriedad de este inversor y empresario. Y para la empresa de Mark Zuckerberg llueve sobre mojado, pues hace unos días fue uno de los fundadores de WhatsApp, Brian Acton, quien aseguró que había llegado el momento de borrarse de Facebook.

Al parecer, Musk no sabía que Space X y Tesla tenían páginas en Facebook y, tras reprocharle un usuario que ambas empresas mantuvieran sus páginas en la criticada red social, aseguró que era la primera vez que las veía y que iban a desaparecer pronto. Dicho y hecho, pues las páginas, que sumaban más de cinco millones de seguidores, ya no están operativas.

Otra empresa que también ha decidido tomar medidas ante la profunda crisis que vive Facebook desde el pasado fin de semana es Mozilla. Este jueves, la compañía propietaria del navegador de internet Firefox, dijo que ya no se anunciará en la red social. Mozilla aseguró que considerarán regresar "cuando Facebook tome medidas más fuertes sobre el cómo comparte los datos de sus usuarios, específicamente reforzando sus ajustes de privacidad por defecto para las apps de terceros".

El caso Cambridge Analytica promete impactar en Facebook. Ya lo ha hecho en Bolsa, donde la compañía ha perdió más de 50.000 millones de dólares en apenas cuatro días. Hoy sigue cayendo un 1,51%, llevando su capitalización a los 472.310 millones de dólares. Ahora está por ver qué efecto puede tener la fuga de datos en el negocio de la compañía. Ello dependerá de si se produce o no una estampida de usuarios y de anunciantes, y de si finalmente se le imponen o no multas a la compañía, que ya ha recibido varias demandas colectivas.

Este jueves la asociación británica Isba, que agrupa a 3.000 empresas que invierte miles de millones de euros en publicidad en la plataforma social, ya avanzó que vigilará el comportamiento de Facebook y que le ha pedido una declaración detallada de lo ocurrido. Entre los anunciantes están Unilever y P&G.

Como aseguraba el historiador Niall Ferguson a la CNBC, empresas como Facebook son muy sensibles a dos cosas, a un cambio en el sentimiento público y a uno en el entorno regulatorio, y esto último también está por ver. Si esta crisis deviene en una limitación de las funcionalidades o capacidad de microsegmentación de Facebook, como apuntaba a CincoDías Nacho de Pinedo, presidente de ISDI, ello podría traducirse en una reducción de los ingresos publicitarios para la empresa de Zuckerberg.

 

Normas