Armstrong (Ford): “Estamos subiendo la producción de Mondeo híbrido en Almussafes”

“No tenemos que sobrevivir al brexit sino trabajar para que Reino Unido siga siendo un mercado fuerte para nosotros”

“En España, hemos crecido un 9%, un buen punto de partida para los nuevos productos”

Steve Armstrong, presidente de Ford Europa
Steve Armstrong, presidente de Ford Europa

Tras conseguir la vuelta a la rentabilidad, el efecto brexit pesa sobre las cuentas de la filial europea de Ford. Después de registrar un beneficio neto de 1200 millones de dólares en 2016, la incertidumbre en el mercado británico y la caída de las matriculaciones dejaron la ganancia de la filial en 234 millones de dólares, unos 971 millones de dólares menos.

En el pasado Salón Internacional del Automóvil en Ginebra, Steve Armstrong, presidente de Ford Europa, Oriente Medio y África, presentó uan batería de nuevos productos con los que recuperar la senda de crecimiento de 2016: nuevas versiones del Fiesta, el Ka+ y el todocamino Edge, el lanzamiento del Mustang Bullit y el nuevo Focus, que llegará al mercado antes del verano. “La clave del crecimiento es tener los productos correctos e ir introduciendolos en los mercados con la cadencia adecuada”, afirma.

¿Cómo esperan que impacte este año el brexit en sus cuentas? ¿Podrán compensarlo con otros mercados?

Tenemos todavía mucho trabajo que hacer. Estamos trabajando muy duro para asegurarnos de que el negocio en Reino Unido sigue siendo fuerte por sí mismo. Los datos en febrero son buenos. Esto no es una cuestión solo de sobrevivir al efecto brexit sino de asegurarnos de que nuestro negocio allí mantiene la potencia y la buena salud. Es nuestro mercado más fuerte en Europa, el 30% de nuestras ventas.

Hemos reforzado nuestras ventas en Alemania y vamos a seguir creciendo. Tenemos buenas perspectivas de incremento de ventas en los cinco principales mercados europeos. Estamos invirtiendo mucho en asegurarnos de que la introducción de productos nuevos y de tecnologías de con nuestros lanzamientos y las tecnologías a futuro son los correctos para los mercados a los que nos dirigimos.

¿Qué opina de las políticas proteccionistas que están surgiendo en muchos mercados, como la guerra de aranceles que está protagonizando el presidente de EEUU, Donald Trump?

Tendremos que ver hasta dónde llega y cómo puede afectar. Somos defensores del libre comercio y estamos convencidos de que las reglas del juego no van a cambiar.

¿Cree que puede tener algún impacto, sobre todo en las exportaciones de Almussafes, que manda vehículos a EEUU?

El Connect se manda a EEUU desde Valencia con mucho éxito. Cualquier amenaza de arancel preocupa y hay que estar pendiente pero depende mucho de cómo quede el escenario al final. Tendremos que esperar.

Uno de sus objetivos, al entrar en el cargo hace un año, era incrementar su cuota de mercado en España. ¿Cómo está desarrollando su negocio en el país?

Está yendo muy bien. En el último año, hemos crecido un 9%, lo que nos da un buen punto de partida de cara a los nuevos productos a lanzar. Tenemos confianza en que los lanzamientos funcionarán en el mercado español, que se está recuperando muy bien. Nuestra fábrica en Valencia está dando excelentes resultados. Tenemos puntos a nuestro favor.

Respecto de la fábrica de Valencia, acaban de anunciar 750 millones de inversión para la adjudicación del nuevo Kuga. ¿Tendrá una versión híbrida o eléctrica?

No hemos confirmado nada todavía al respecto. Aún queda tiempo para el lanzamiento en 2019 y entonces, daremos más detalles.

Lo que sí puedo decir, hablando de híbridos, es que estamos incrementando la producción de Mondeo híbridos en Valencia. Estamos muy contentos con la calidad de la producción y la buena acogida de estos modelos en el mercado. En esta tendencia de caída del diésel en las nuevas matriculaciones, buena parte de nuestros clientes están decidiendose el Mondeo híbrido e incluso, eligen versiones más equipadas como el Mondeo Vignale híbrido. Esto es una buena noticia para la compañía y para la fábrica de Valencia.

¿Cómo está funcionando la nueva versión del Fiesta, uno de sus vehículos más vendidos?

Tenemos aún pendientes los lanzamientos de las versiones ST y Active. Es el vehículo más vendido en Reino Unido y en cuanto lancemos las nuevas versiones y tengamos un año completo de ventas, él sólo volverá a colocarse como uno de los vehículos más vendidos en todos los mercados europeos. En general, cumple nuestras previsiones.

¿Cómo esperan que crezca el segmento de los vehículos alternativos en Europa? ¿Qué presencia tendrán en el portfolio y en las ventas de Ford?

Hemos anunciado una inversión de 11.000 millones de dólares a nivel global para el lanzamiento de 40 vehículos eléctricos e híbridos, de los que 16 serán eléctricos puros. Nuestro primer vehículo totalmente eléctrico llegará en 2020 y será un modelo tipo todocamino con una autonomía de 480 kilómetros. Lanzamos una línea además de híbridos suaves que iremos expandiendo en el medio plazo. Tenemos un plan bien establecido.

Plantean que el nuevo eléctrico sea un todocamino. El nuevo Focus tiene una versión renovada de este estilo. ¿Creen que las ventas de los todocaminos seguirán al alza? ¿No han tocado techo?

Creo que no. Creo que los consumidores aprecian las virtudes de estos modelos, la altura, la sensación de deportividad, la practicidad… Las ventas del Ecosport están siendo muy buenas y la demanda sigue en alza.

Pero son modelos que no cuadran con la tendencia a la baja del diésel. ¿Cómo cree que se va a modificar el porcentaje de modelos que se venderán de un combustible u otro?

Está claro que las ventas de motores diésel están bajando pero en el último año, el 74% de nuestras comercializaciones del Ford Kuga son de diésel. En los coches más grandes, los clientes siguen eligiendo diésel y es en los más pequeños donde crece más el porcentaje de entregas de vehículos gasolina.

La buena noticia es que tenemos motores de gasolina muy eficientes y los lanzamientos en híbridos suaves nos permitirán compensar las mayores emisiones de CO2 que supone el alza de ventas de motores de gasolina. Seguiremos trabajando en motores diésel mucho más limpios. Las distintas normativas medioambientales antidiesel de las ciudades europeas no tienen en cuenta que el diésel forma parte de nuestra estrategia para reducir las emisiones de CO2

¿El diésel tiene un futuro, entonces?

Tendrá una participación en el mercado cada vez menor, en función de cómo se vayan desarrollando los vehículos alternativos pero no desaparecerá a corto plazo.

¿Cumplirán los objetivos de CO2 de 2021?

Tenemos un plan y cumpliremos

¿Y los de 2030?

Todavía no sabemos cómo van a ser. Estamos negociando aún.

¿Esperan un impacto por la nueva normativa de emisiones WLTP?

Si tendrá un impacto pero es positivo que se tenga información más clara de las emisiones contaminantes de cada vehículo.

Normas