La banca pone a la venta más de 30.000 millones en carteras inmobiliarias

La consultora Axis vaticina un ritmo alto para 2018 de transacciones a fondos y socimis

Prevé una fusión entre ‘servicers’ bancarios

Inmuebles banca Ampliar foto

El pasado año se vivió un récord de actividad de la venta de carteras de la banca ligadas al ladrillo. Para 2018 el ritmo será igual de elevado, según vaticina Axis Corporate en un informe presentado este miércoles. “Operaciones como la venta del Banco Popular y la seguida venta de sus activos tóxicos a un fondo de inversión (Blackstone) son un claro ejemplo de la tendencia del mercado, que cuenta con 31.700 millones de euros en carteras en venta”, se destaca en el informe.

El Observatorio de Axis Corporate apunta que las entidades financieras continuarán una tendencia alcista en la venta de carteras en 2018. El conjunto del sector se deshizo en 2017 de más de 50.000 millones en créditos, inmuebles y suelo. En el pasado año se concretaron dos macrooperaciones, que se ejecutan este año. Blackstone compró a Santander el 51% de la cartera del Popular valorada en 10.000 millones. Y Cerberus se hizo con el 80% de la cartera inmobiliaria de BBVA por 4.000 millones.

El ciclo de este negocio es sencillo de describir. Las entidades financieras, presionadas por la normativa del Banco Central Europeo, se apresuran a vender carteras de activos y préstamos fallidos ligados al inmobiliario. Al otro lado aparecen los grandes fondos internacionales, que compran los activos y los gestionan en entidades llamadas servicers, que gestionan esa cartera poniendo a la venta pisos o creando socimis con vivienda para el alquiler. Axis prevé “un desprendimiento de activos tóxicos hacia otros actores en el mercado, como fondos de inversión y socimis”.

No falta materia prima para alimentar ese ciclo. Axis destacó que España se encuentra en el tercer puesto con el mayor volumen de préstamos dudosos de la zona euro, con 136 billones de euros, y una tasa de morosidad del 5,7% (frente al 5,1% en Europa). La banca sumaba a finales de 2016, según en Banco de España, 190.000 millones en activos improductivos, entre los que se encuentran las propiedades adjudicadas.

El estudio también señala que el 80% de los activos en gestión por los servicers están controlados por cinco entidades: Altamira (Santander), Haya/Anida (ligada a Cerberus tras la compra a BBVA), Anticipa/Aliseda (Blackstone), Servihabitat (Caixa) y Solvia (Sabadell). Pero estos actores cada vez serán mayores. “Se espera que para el 2018 haya una mayor concentración con la venta de algunos de los servicers”, apuntan desde Axis.

Entre los grandes fondos que están comprando este tipo de carteras en Europa, la consultora identifica, por este orden, a Cerberus, Blackstone, Fortress, Lone Star, Oaktree y Deutsche Bank. Estos fondos, y las socimis, destinarán en parte estas carteras al mercado del alquiler, que actualmente otorga en España una rentabilidad del 8%, según Axis (mayor en locales comerciales que en viviendas), lo que sitúa como una de las mejores inversiones alternativas actuales. “El mercado del alquiler es el producto con mayor atractivo de inversión en estos momentos”, refleja el informe.

Normas