EE UU impone aranceles al acero y aluminio pero abre la puerta a exenciones

Activa las barreras en 15 días, aunque con exenciones para Canadá y México

11 países del Pacífico firman su tratado comercial

EE UU impone aranceles al acero y aluminio pero abre la puerta a exenciones
AFP

Finalmente, Donald Trump ha cumplido con lo que el mercado se temía. Según el guion previsto, el presidente de los Estados Unidos ha firmado los prometidos aranceles. Gravará con un 25% la importación de acero y con un 10% la del alumnio.

El tono ha sido, sin embargo, ligeramente más suave del esperado. La Casa Blanca ha confirmado la exención a México y Canadá. Y ha abierto una puerta para discutir "medidas alternativas" para que el resto de países eviten los aranceles.

La Casa Blanca ha declinado especificar cuáles podrían ser esas alternativas, pero ha admitido que la orden puede ser "modificada flexiblemente". Sin embargo, ha matizado que el salvoconducto a México y Candá está condicionado a las negociaciones del tratado comercial que les une.

Los expertos prevén que los recargos solo se aplicarán a aquellas naciones asiáticas que venden por debajo de coste

Frente al establecimiento de aranceles, once países (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia,México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam) ha firmado en Santiago de Chile la versión definitiva del Tratado Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), que liberaliza los intercambios comerciales entre ellos y del que finalmente ha quedado excluido EE UU modificando el acuerdo original firmado hace dos años, del que sí formaba parte. China, el mayor exportador del mundo, no forma parte de este grupo, aunque invitó al resto de países a explorar la posibilidad de integrarse en la Asociación Económica Regional Integral (RCEP, por sus siglas en inglés), de la que forman parte China, Japón, Corea del Sur, Austria, Nueva Zelanda e India. “China no es parte del Tratado, pero apoyamos con fuerza la liberalización comercial y hemos sido un actor clave en la cooperación económica en Asia Pacífico”, destacó el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, en rueda de prensa.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Empleo, el Crecimiento y la Inversión, Jyrki Katainen, mostró su confianza en que todavía puedan evitarse los “daños” que causarían los aranceles anunciados por el presidente de EE UU a las importaciones de acero y aluminio.”El secretario de Comercio Ross ha dicho que nadie ha visto el papel que se supone que el presidente va a firmar esta semana. Puede decirse que son buenas noticias en el sentido de que aún hay oportunidades para evitar daños”, afirmó en rueda de prensa.

En esta misma línea, Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de EE UU en España, vaticinó que estas medidas proteccionistas finalmente solo se aplicarán a los países que practican el dumping comercial (venta a precios inferiores al coste) en sus exportaciones hacia EE UU, como China y algunos otros países asiáticos, pero no frente a la UE. “Pensar que EE UU puede seguir acumulando déficit comerciales de la forma en que lo ha hecho en los últimos años es inimaginable. La globalización ha traído mucha prosperidad y ha sacado a una gran parte del mundo de la pobreza, pero al mismo tiempo ha generaado salidas industriales hacia Oriente que están pidiendo a gritos que se le ponga límites”

 

Normas