La salida de Cohn vuelve el caos de Trump un problema para el mercado

El exbanquero amortiguaba las voces anticomercio, y se retira ahora que se intensifica el discurso proteccionista

El dimitido asesor económico jefe de la Casa Blanca, Gary Cohn.
El dimitido asesor económico jefe de la Casa Blanca, Gary Cohn.

La salida de Gary Cohn vuelve el caos de la Casa Blanca un problema para los mercados. El exbanquero de Goldman Sachs amortiguaba las voces anticomercio, y se retira ahora que Trump intensifica su discurso proteccionista. Los mercados han permanecido flemáticos respecto al desorden de Washington, pero eso ya no se puede dar por sentado.

La salida del principal asesor económico de Trump se produce una semana después de que este anunciara amplios aranceles sobre el acero y el aluminio. Los detalles aún no están claros, pero sí el rumbo. La decisión, presuntamente impulsada por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, entre otros, fue un golpe para aquellos que esperaban moderar a Trump. La salida de Cohn amenaza con acelerar la agenda comercial de suma cero de la Casa Blanca.

Su disfunción y su alto nivel de rotación de personal han sido constantes durante la presidencia de Trump, y los mercados les han restado importancia. Esta vez puede ser diferente. El peso mexicano se desplomó poco después de la renuncia, al igual que los futuros de acciones.

Los inversores tienen razón al preocuparse. La Casa Blanca tiene una libertad relativamente amplia respecto a los aranceles, y Trump pronto afrontará varias decisiones comerciales clave. La renegociación de Nafta terminará pronto; la del Tratado de Libre Comercio entre EE UU y Corea del Sur está en curso. La Administración también debe decidir pronto si implementar las amenazas arancelarias de acero y aluminio y cómo hacerlo, y también cómo manejar una investigación regulatoria en curso sobre las prácticas de propiedad intelectual de China. Cualquiera de esas decisiones podría provocar represalias de sus socios comerciales.

En el futuro inmediato, esto vuelve aún más importante la Fed. Los inversores buscarán en el nuevo jefe, Jerome Powell, una mano firme –por ejemplo, reduciendo el ritmo de alzas de tipos si los aranceles provocan pérdidas de empleos– y garantías de que EE UU sigue siendo el lugar más seguro para poner su dinero. La economía del país es más importante que las personas, incluido el presidente, pero es difícil exagerar el valor de una cara amiga.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas