El sector legal recomienda prepararse para un ‘Brexit’ duro

Los letrados deben establecer planes de contingencia que respondan al peor escenario posible para evitar sorpresas

abogados
Marlen Estévez, socia de Roca&Junyent; Miguel Carmona, magistrado de enlace de España en el Reino Unido; Nielson Sánchez Stewart, socio de Sánchez-Stewart Abogados; David Greene, presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de The Law Society; y Marisol Lana, abogada de DAC Beachcroft SLPU

La incertidumbre ante lo que pasará el próximo 29 de marzo de 2019, fecha en la que está prevista la salida de Reino Unido de la Unión Europea, no puede paralizar a los abogados. Más bien todo lo contrario, están obligados a plantearse todos los escenarios posibles y en particular, una salida británica sin acuerdo entre ambas partes, para que así evaluar los riesgos y prever medidas que minimicen el impacto en sus clientes. Ésta es una de las conclusiones de la jornada sobre el Brexit celebrada este miércoles en la sede del Consejo General de la Abogacía

Miguel Carmona, magistrado de enlace de España en el Reino Unido, advirtió de que existe un amplio abanico de perspectivas posibles "desde revertir el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea hasta la salida dura, incluso sin acuerdo, contexto en el que pasaríamos a seguir las reglas de la Organización Mundial del Comercio". Sin embargo, Francisco Garcimartín, catedrático de Derecho Internacional Privado UAM, descartó que exista la posibilidad de revertir el Brexit. A lo que ha añadido que, ante la salida de Reino Unido de la Unión Europea afectará a todos los sectores, por tanto, los abogados deberán elaborar planes de contingencia para los clientes para disminuir los riesgos.

Por su parte, David Greene, presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de The Law Society, señaló que el Brexit supondrá oportunidades para los abogados españoles puesto que "la abogacía no tiene fronteras". Además, destacó que el derecho británico es el que más se aplica en el comercio mundial y la importancia de Londres como sede del arbitraje internacional, algo que desde su punto de vista se mantendrá a pesar del Brexit. "La interconexión de las economías de los países de la Unión Europea y de Reino Unido es muy importante y no va a deteriorarse" ha manifestado.

Y es que la mayoría de los contratos comerciales internacionales incluyen, como ley aplicable, la anglosajona y, como órganos jurisdiccionales competentes para resolver los conflictos entre las partes, a los tribunales británicos. En respuesta a ello, Marlen Estévez, socia de Roca&Junyent, planteó aprovechar las oportunidades que ofrece el Brexit a este respecto. Por un lado, través del impulso desde las instituciones de la creación de un código civil y mercantil europeo a la inglesa, al que puedan someterse estos contratos entre operadores de distintos países de la Unión Europea. Por otro, proponiendo a España como lugar de resolución de conflictos jurisdiccionales y arbitraje.

En cuanto a lo que deben hacer los abogados respecto a sus clientes, Estévez señaló que habrá que revisar las cláusulas de los contratos sobre ley y jurisdicción aplicable y renegociarlas si pueden resultar perjudiciales para el cliente. "No hay que preocuparse sino ocuparse", aseveró.

En esta misma línea se pronunció Marisol Lana, abogada de DAC Beachcroft SLPU, que destacó que ante la variedad de escenarios posibles lo importante para el abogado que tenga clientes con intereses en Reino Unido, es estar informado de las negociaciones del Brexit, "hay que navegar en la incertidumbre, pero sin alarmar, siendo constructivos".

Normas