Contrato millonario para ACS en Canadá: 3.300 millones

La empresa española tiene el 24% del consorcio que construirá el nuevo metro de Montreal

Será la cuarta red automática de pasajeros más extensa del mundo, con 67 kilómetros

Florentino Pérrez, presidente de ACS.
Florentino Pérrez, presidente de ACS.

ACS se consolida como una de las constructoras más fuertes de Norteamérica tras la adjudicación del proyecto de ampliación del metro de Montreal (Canadá) por 3.300 millones de euros. El grupo español, a través de la filial Dragados Canadá, cuenta con un 24% del consorcio ganador, en el que ha vuelto a establecer alianza con la local SNC Lavalin. El resto de socios son Aecon, Pomerleau y EBC.

La obra consiste en el diseño y construcción de un sistema de transporte automático de pasajeros a través de una nueva red de metro que estará conectada con la actual, que data de los años sesenta. En total son 67 kilómetros de trazado, con 25 estaciones, convirtiéndose en el cuarto sistema automático de pasajeros más extenso del mundo, tras los 82 kilómetros de la red de Singapur, los 80 kilómetros de Dubái, y los 68 kilómetros en operación en Vancouver. El consorcio de ACS también se encargará de la remodelación de la Gare Central, la principal estación de la ciudad. 

ACS ha colocado en la obra a Dragados Canadá en consorcio con SNC Lavalin, Aecon, Pomerleau y EBC

La infraestructura ha sido encargada por la Caisse de dépôt et de placement du Quebec (CDPQ) y se espera que entre en servicio en el año 2031. El sistema debe dar servicio a 45 millones de pasajeros al año, conectando el centro de Montreal con los barrios de periféricos de Rive Sud, Saimnte-Anne-de-Bellevuue y Deux Montagnes, así como con el aeropuerto internacional Pierre Trudeau.

Maqueta del futuro metro de Montreal.
Maqueta del futuro metro de Montreal.

De los 67 kilómetros de la red, 5 kilómetros discurrirán en túnel, 18 kilómetros de vía irán sobre una estructura elevada y 44 a nivel. De este modo, tres estaciones serán subterráneas, ocho serán elevadas y 13 se construirán a nivel. Dragados y sus socios instalarán la infraestructura ferroviaria, los sistemas de tracción y catenaria, además de ejecutar en paralelo terminales de autobús y aparcamientos.

Segundo gran éxito en 2018

Este nuevo hito en Norteamérica se suma a la adjudicación, el pasado 26 de enero, de uno de los contratos de obra civil más perseguidos por la construcción española: la línea de tren del aeropuerto de Los Ángeles (California, EE UU). En este caso, el contrato está valorado en cerca de 1.600 millones de euros e incluye la gestión de la infraestructura durante 25 años. Para la ejecución de este people mover, ACS tiene Dragados USA, Flatiron y Hochtief, mientras que la concesionaria Iridium se encargaría de la operación. La participación del conglomerado que preside Florentino Pérez es del 36%, con un 18% para ACS y otro tanto en manos de Hochtief.

La adjudicación en California venía a confirmar las posibilidades del esquema que ACS y Hochtief han diseñado para su opa por Abertis: Hochtief ganaría proyectos por construir y la concesionaria catalana explotaría la gestión. La filial que dirige Marcelino Fernández Verdes dice tener localizados proyectos por 200.000 millones en todo el mundo en los que Abertis tendría cabida durante la fase de operación.

En cuanto al encargo en Canadá anunciado esta mañana, ACS muestra fortaleza para generar cartera de obra a través de Dragados y sin contar con la potente Hochtief. Un hecho relevante a la vista de que ACS desconsolidaría el grupo alemán si esta triunfa con su opa por Abertis, a pesar de lo que sería siendo primer accionista y manteniendo estrechas relaciones comerciales con la germana.  

La adjudicación en California venía a confirmar las posibilidades del esquema que ACS y Hochtief han diseñado para su opa por Abertis

En el mercado también se hacía esta mañana la lectura sobre el riesgo que comportan este tipo de obras mastodónticas, especialmente cuando ACS y Hochtief van a tener que pugnar con Atlantia por levantar créditos multimillonarios para soportar la batalla por el control de la citada Abertis.

Normas