La operativa bursátil automática, el factor clave que acelera las ventas

El trading de alta frecuencia retroalimenta las ventas y explica el derrumbe de Wall Street

Los expertos muestran sorpresa por la virulencia de la corrección, pese a ser predecible

Detalle de los puntos que perdió el Dow Jones en la sesión del 5 de febrero
Detalle de los puntos que perdió el Dow Jones en la sesión del 5 de febrero EFE

La perspectiva de que la corrección en Wall Street tenía que llegar en algún momento, más pronto que tarde, era una idea compartida con la que ya contaban los inversores en el inicio de año. Ha sorprendido sin embargo la virulencia con que se han producido las ventas, después de que el índice Dow Jones registrara ayer la mayor caída en puntos de su historia: 1.175 puntos, el 4,6% de su valor.

Las Bolsas, en especial la estadounidense, tenían todas las papeletas para sufrir una oleada de ventas después de un largo ciclo alcista, que dura ya más de 9 años en Wall Street y ha encarecido notablemente las valoraciones, y del ímpetu con que había comenzado el año. Pero en el descenso vertiginoso visto anoche y que se prolonga esta mañana en Europa han tenido mucho que ver los mecanismos de cobertura y los denominados sistemas de trading de alta frecuencia, que automatizan la operativa bursátil y desencadenan y magnifican las ventas una vez que se inicia la corrección.

Así, muchas posiciones en Bolsa están cubiertas ante el riesgo de descensos de modo que cuando un valor cae a determinado nivel se activa de forma automática la orden de venta. De nada sirven entonces las llamadas a la calma que hacen los expertos que avisan de la continuidad del fondo alcista del mercado y de la buena marcha de la economía y los resultados empresariales. Y si una corrección bien puede ser saludable, la operativa de alta frecuencia la puede acelerar mucho más de lo previsto.

"La renta variable ha tomado una senda bajista que, en el caso de EE UU, se ha retroalimentado ante la activación de mecanismos de coberturas preparados para actuar en caso de grandes pérdidas como las registradas ayer”, explican en MacroYield. La firma insiste en que la senda bajista no se explica por los fundamentales, que continúan sólidos, ni por el mercado de crédito, que mantiene la calma y afirma que son los factores técnicos citados los que mantienen la intensidad de las ventas.

“Esta corrección era algo que podía ocurrir en cualquier momento dado el elevado nivel de sobrecompra y las exigentes valoraciones de muchos valores. No obstante, debemos destacar que nos sorprende la virulencia de la misma, algo que parece consustancial con los cada vez más abundantes sistemas de trading de alta frecuencia”, añaden en Link Securities.

Otro de los indicadores que del efecto oleada que provocan los sistemas de alta frecuencia es la volatilidad. En paralelo a las caídas de ayer de Wall Street, el índice Vix de volatilidad se disparó en la sesión desde el nivel del 15 puntos de las jornadas precedentes a los casi 40 puntos. El repunte de la volatilidad es también un elemento que contemplan los analistas para este año, a la vista de la retirada de estímulos de los bancos centrales que han blindado los mercados en los últimos años. Aun así, su intenso repunte también se explica en el efecto colateral de las ventas automáticas en Bolsa.

Normas