Enero deja muchas altas, pero aún más bajas en autónomos

Pese a la entrada en vigor de la tarifa plana, y su efecto llamada, las bajas en el RETA superan las 10.758.

bajas autonomos

Enero es un mes malo para la creación de empleo. Los profesionales autónomos esperaban que la entrada en vigor de la tarifa plana fomentase la creación de nuevos puestos de trabajo en régimen de cuenta propia y, aunque así ha sido, porque se han registrado 19.000 altas más que hace un año, la caída de afiliados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha sido más alta aún, dejando unas pérdidas netas de 10.758 inscritos.

Por sectores de actividad, según ha desgranado la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) en un comunicado, los que más han perdido son Comercio –con 4.697 autónomos menos-, Hostelería -2.861- y construcción -1.844-.

Si tenemos en cuenta los territorios, queda patente que la inestabilidad política de Cataluña tiene su fiel reflejo en las cifras de empleo. Y es que, esta región lidera en términos absolutos la pérdida de autónomos –con una caída de 2.368 en un solo mes-. En la práctica, pierde tanto como Andalucía –con 1.155 autónomos menos- y la Comunidad de Madrid –con un descenso de 930- juntas. En la comparativa general, el 22% de la caída de autónomos se han registrado en Cataluña. Todas las comunidades autónomas han perdido afiliados al RETA en enero, con excepción de Canarias, pero en ninguna ha sido tan acusada como en la primera.

Pese a los malos datos, en términos interanuales; es decir en comparación con el mismo periodo del año 2017; el RETA arroja un saldo positivo de afiliación neta de 16.461 que en enero 2017, lo que significa ganar en el último mes – en términos interanuales - 6.000 autónomos. Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) el presidente, Lorenzo Amor ha valorado las cifras con cautela, reconociendo que, aunque se han registrado más altas en la Seguridad Social en el régimen de autónomos que en años anteriores; de hecho la última es la mejor cifra de la última década; “se esperaban más altas y mejores resultados”.

Destrucción de empleo

Enero también ha supuesto destrucción de empleo entre los afiliados al régimen general. En concreto, las afiliaciones han registrado una caída de 63.747 trabajadores. El balance de Amor es, “mal dato de afiliación, de empleo y de creación de nuevos autónomos, aunque ha estado a los niveles de los meses de enero de todos los años”.

Normas