El IPC se frena, y los autónomos lo celebran

Cae un 1,1% con respecto al mes de diciembre por la bajada de la electricidad, reduciendo los costes de mantenimiento de las empresas.

IPC autónomos

El Instituto Nacional de Estadística acaba de publicar los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) correspondiente al mes de enero. En comparación con el de diciembre de 2017, se ha producido un descenso del 1,1% debido principalmente a la bajada de los precios en el sector de la electricidad. Se trata, por tanto, de una buena noticia para los empresarios, puesto que reducirán, al menos temporalmente, los costes fijos que tiene su negocio.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, su presidente Lorenzo Amor, no ha ocultado su alegría ante los datos porque, en su opinión, “el hecho de que enero haya arrancado por la bajada de los precios, frente a la subida registrada en enero del pasado 2017, es una buena noticia para autónomos y empresas que les permitirá ahorrar costes y mejorar la competitividad”.

Aunque apenas acaba de arrancar el presente ejercicio, ATA espera que “2018 cierre prácticamente en los mismos niveles que cerro 2017”. Entonces, la tasa de inflación estaba en apenas el 1,2%.

El dato adelantado que se ha dado a conocer refleja que el IPC ha recortado su tasa interanual seis décimas, hasta el 0,5%. Se trata del nivel más bajo que ha registrado el indicador en 16 meses. Si este indicador adelantado no sufre ninguna variación en las próximas semanas, el IPC sumaría 17 meses consecutivos en positivo.

Si la tendencia se mantuviese algunos meses más supondría un balón de oxígeno para pymes y autónomos, que verían como decrecen los costes de los suministros fijos, a los que tienen que hacer frente mensualmente, con independencia de los ingresos que generen.

Normas