EPA

Balance de 2017: medio millón de ocupados más y la tasa de paro baja al 16,55%

En el último trimestre se destuyeron casi 51.000 empleos

Aún queda por recuperar casi la mitad del empleo destruido en la crisis

empleo pulsa en la foto

El pasado año terminó con 490.300 nuevos ocupados más y con 471.100 parados menos. De esta forma, el ritmo de creación de empleo se mantiene un buen tono del 2,65%, la cifra total de trabajadores en España roza los 19 millones y la tasa de paro ha descendido hasta el 16,55%, dos puntos menos en un año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (EPA).

Estos números indican que desde que se inició la recuperación económica y del empleo a principios de 2014, la economía española ha creado dos millones de empleos. Esto quiere decir que se han  recuperado algo más de la mitad (el 54%) de los 3,8 millones de puestos de trabajo que se destruyeron desde el tercer trimestre de 2007 --cuando se alcanzó el máximo de ocupación del mercado español, con 20,7 millones de ocupados-- y el primer trimestre de 2014 --momento en el que marcó el mínimo (16,9 millones).

No obstante, el empleo flojeó en el último trimestre, en el que se destruyeron 50.900 empleos, más del doble que en el mismo periodo de 2016, cuando desaparecieron 19.400 puestos de trabajo. Asimismo, el número de desempleados creció entre octubre y diciembre en 34.900 el dato más alto desde 2012. También la tasa desestacionalizada de nuevos oucupados en el trimestre, que sirve para medir la tendencia del mercado, fue la menor de los últimos cinco trimestres (0,39%).

El empleo creado en todo el año se repartió entre 267.300 puestos ocupados por hombres y 222.900 ocupados por mujeres. En saldo neto, todo el empleo que se creó el pasado año fue asalariado: 537.100 nuevos trabajadores por cuenta ajenta y 45.400 menos autónomos. Aunque dentro del grupo de los empleadores, no todos se comportaron por igual. De hecho, llama la atención la pérdida de casi 100.000 empleos autónomos sin asalariados el pasado año, mientras que creció en 62.800 el colectivo de empresarios autónomos con trabajadores a su cargo. Esta evolución es la natural en un contexto de crecimiento del empleo asalariado, porque muchos de los autónomos que se dieron de alta como alternativa al desempleo, han encontrado un empleo por cuenta ajena.

Calidad del nuevo empleo

En cuanto a los datos de calidad de los nuevos puestos de trabajo, las estadísticas arrojan buenas noticias. De los 537.100 nuevos salariados fueron indefinidos 357.900 --el 66% del total-- y el resto temporales (179.200). E igualmente, el saldo neto del empleo creado indica que todo fue a jornada completa (517.900), mientras que los trabajos a tiempo parcial descendieron en 27.600 personas el pasado año.

Asimismo, seis de cada diez nuevos ocupados trabajaba en el sector servicios, que registró un crecimiento del empleo del 2% anual. Si bien la industria creó 132.200 empleos, con lo que creció más del doble que los servicios, un 5%. Pero fue la construcción el sector económico que más despegó en 2017, con un incremento del 6% en su número de ocupados, hasta los 1,1 millones de trabajadores en esta actividad.

Otro de los indicadores que los expertos utilizan para medir la salud del mercado laboral es el nivel de subempleados, aquellos que trabajan menos horas de las que desearían porque no encuentran un trabajo mejor. Por segundo año consecutivo, este colectivo ha descendido un 6%, con lo que ahora suman 1.864.700 ocupados.

Como viene siendo la tónica habitual desde que se inició la recuperación del empleo, los mayores de 50 años ocuparon la mayoria de los nuevos puestos de trabajo del año, en concreto, el 60%. Aunque, en el lado opuesto, los trabajadores de menor edad --entre 16 y 19 años-- fueron el colectivo de edad que más incrementó su empleo en 2017, un 22,2%. Aquellos trabajadores que tienen entre 30 y 39 años, se siguieron llevando la peor parte, con la destrucción de más de 100.000 empleos el pasado año.

No obstante, este comportamiento por edades refleja la composición de la pirámide de población española, que acusa un descenso del colectivo de trabajadores en la cuarentena y una constante ampliación por la base, de activos de más edad.

En cuanto los 3,7 millones de activos que aún están en paro, un 11,1% menos que hace un año, uno de cada tres trabaja habitualmente en el sector servicios. Aunque en linea con el comportamiento del empleo, la construcción fue el sector que más parados recortó (un13,75% menos); seguido de la agricultura (-8,5%), los servicios (5% menos) y la industria, que se anotó un leve repunte de 200 parados más que el pasado año. Pero en este punto, la noticia más destacable es el descenso del 17% del número de parados de larga duración, que perdieron su empleo hace más de un año, hasta situarse en 1,6 millones de personas.

                                                                                                

Normas