Las apuestas para 2018 de los mejores gestores de Bolsa española

Confían en el sector financiero, las compañías industriales y los pequeños valores

La apuesta por los bancos, que no es unánime, promete marcar este año las diferencias

Los gestores de fondos españoles han dado muchas alegrías a los inversores durante el pasado ejercicio. Los mejores de la industria han conseguido rentabilidades cercanas, e incluso superiores, al 20%. Ahora bien. ¿Qué pasará con la Bolsa española durante el presente ejercicio? ¿Cómo están preparando sus carteras los mejores profesionales para 2018?

Cada casa de análisis tiene sus tesis de inversión, pero hay algunas señales que se repiten en la mayoría. En general, la confianza en la solidez de la recuperación de la economía española está animando a los gestores a tomar posiciones en compañías que se van a beneficiar de esta situación macroeconómica: compañías hoteleras, operadores de telecomunicaciones (como Masmovil), fabricantes de ascensores (como Zardoya)...

Al margen de esta apuesta por compañías expuestas al ciclo económico expansivo de España, hay algunas estrategias diferenciales. El caso más claro es la visión sobre el sector bancario. Varias gestoras de fondos consideran que el incipiente cambio en la política monetaria del BCE se traducirá en una subida de tipos de interés que beneficiará a los bancos españoles. “Creemos que entidades como Bankia o CaixaBank pueden salir muy beneficiadas de una revisión al alza de los tipos de interés”, explica Alfonso de Gregorio, responsable de renta variable de Trea AM. El gestor de Sabadell AM, Carlos Catalán, también hace una fuerte apuesta por los bancos, mientras que en Renta 4, Javier Galán es más escéptico.

El acierto, o no, en esta apuesta por los bancos marcará sin duda el balance de rentabilidad de 2018. Como también sucederá con el sector petrolero. azValor es una de las gestoras que confía en valores como Técnicas Reunidas y Galp. Consideran que, tras cuatro años muy flojos para este tipo de firmas, el repunte del precio del petróleo va a acabar por impulsar su cotización bursátil.

La presencia de los pequeños y medianos valores, que en 2017 rentaron más en conjunto que los grandes, es una constante en las carteras de los gestores, que en el inicio de año también han optado por recortar posiciones en valores que ya subieron mucho, como Fluidra o las papeleras.

Alfonso de Gregorio, responsable de renta variable de Trea AM.

Alfonso de Gregorio - TREA AM

Trea AM ha hecho una importante apuesta por la renta variable con el fichaje de un veterano equipo de gestores y analistas. Alfonso de Gregorio y Lola Jaquotot serán los encargados de llevar las riendas del fondo especializado en Bolsa española.

Tras analizar el contexto macroeconómico nacional e internacional, estos gestores han apostado con claridad por dos temáticas de inversión para 2018, la banca y las compañías industriales. “Las políticas del BCE han estabilizado el precio de los activos. Cuando se normalice la política monetaria y empiecen a subir los tipos, los bancos con presencia solo en España, como Bankia o CaixaBank pueden verse muy beneficiados”, explica De Gregorio.

Además, De Gregorio y Lola Jaquotot también consideran que las empresas industriales se van a ver beneficiadas del buen momento del sentimiento del consumidor. “La producción industrial está en niveles precrisis.

Nos gustan especialmente pequeñas y medianas compañías. Intentamos buscar aquellas compañías que mejor reflejan en sector industrial español”, apunta De Gregorio. En cartera tienen firmas como Talgo (“que se ha quedado algo rezagada”), Tubacex o FCC (“que ha mejorado mucho su situación financiera”).

Su fondo renta un 4,52% en 2018.

Beltrán Paragés, director de desarrollo de negocio de azValor.

Beltrán Paragés - AZVALOR

azValor fue una de las grandes novedades en el mundo de la gestión de activos en 2016. Buena parte de los antiguos gestores de Bestinver apostó por poner en marcha su propio proyecto y lanzaron una firma que ha obtenido muy buenos resultados, tanto en captación de activos como en rentabilidad. Su fondo azValor Iberia obtuvo un rendimiento en 2017 del 19%. Una de las claves del éxito del fondo ha sido una cartera “de alta convicción”, es decir, un fondo donde un puñado de compañías en las que los gestores creen firmemente representan la mayor del patrimonio.

La gran tesis de inversión de la firma para su fondo español se basa en que las compañías vinculadas con la energía van a tener un buen año, después de varios ejercicios anodinos. “Los últimos cuatro años han sido muy flojos, por el desplome del precio del petróleo, pero hay muchas empresas españolas muy bien gestionadas que se revalorizarán con el progresivo incremento del precio del barril de crudo”, apunta Beltrán Paragés, responsable de desarrollo de negocio de azValor. Siguiendo esta tesis, mantienen inversiones en Técnicas Reunidas y Galp. También tienen en cartera Masmovil, Coca Cola Iberian Partners, Zardoya y Almirall.

El fondo ibérico sube un 3,23% en 2018.

Lola Solana, gestora del fondo Santander Small Caps.

Lola Solana - SANTANDER AM

Lola Solana es una de las mejores profesionales de la industria española de gestión de activos. Su fondo Santander Small Caps España ha sido el ganador en 2017 entre los más de 100 que invierten en Bolsa española, con una rentabilidad del 26,2%. Pero no fue un hecho aislado. El rendimiento medio anual ha sido del 17,16% en los últimos cinco ejercicios. El buen hacer de esta gestora ha hecho que Santander haya contado con ella para grabar un anuncio publicitario.

Solana defiende con vehemencia la fortaleza de la economía española y la solidez financiera de sus empresas como uno de los motores que contribuirán a que la Bolsa mantenga la senda alcista. “España sigue creciendo a niveles del 3%, y lo hace de una forma robusta apoyada en demanda interna y en el sector exterior. Se está generando empleo y el empleo genera confianza y se consume más, lo cual tira de las ventas de las empresas que mejoran sus beneficios y esto se refleja en sus cotizaciones, que seguirán incrementando su valor en Bolsa”, explica.

El fondo ha apostado por compañías que se beneficien del ciclo económico español, como cadenas hoteleras, Prosegur o IAG. En 2017, sus grandes éxitos de inversión fueron Masmovil y la firma de piscinas Fluidra.

El fondo sube un 3,26% en 2018.

Mikel Navarro, responsable de renta variable de Alpha Plus.

Mikel Navarro - ALPHA PLUS

Alpha Plus, la gestora de fondos del grupo Santalucía, es otra de las sorpresas en el sector de los últimos años. Tras comprar el negocio de gestión de activos de Aviva en España y obtener muy buenos resultados de gestión, se ha convertido en un jugador mediano a tener en cuenta. Su máximo responsable de renta variable, Mikel Navarro, es un enamorado de la inversión en valor. “Buscamos buenas compañías que, por alguna razón, tengan una cotización muy baja. No analizamos tanto el contexto macroeconómico, sino cómo es el negocio de las compañías que nos gustan”, explica el gestor.

Una de las compañías que más gustan en Alpha Plus es Coca Cola European Partners, la embotelladora del grupo norteamericano. “Hemos aumentado posiciones en Coca Cola Iberian Partners. Es una historia de reestructuración. Tenía márgenes bajos en comparación con otras embotelladoras, pero un equipo gestor sobresaliente ha conseguido que la firma tenga márgenes cercanos a l 20%. Creemos que en 2018 puede recomprar acciones, al igual que Talgo”.

El fabricante de trenes es otra de las firmas predilectas de Navarro. También tienen en cartera a Técnicas Reunidas, Logista y bancos como CaixaBank, Santander y BBVA.

El fondo sube un 2,06% en 2018.

Carlos Catalán, gestor de Sabadell AM.

Carlos Catalán - SABADELL AM

El gestor del Sabadell España Dividendo logró una rentabilidad del 18,9% el pasado del año y de cara a 2018 ha hecho una apuesta inicial por la banca, con la que gana ya el 5,2%. La principal posición del fondo es Santander, con el 7% de la cartera, seguido por un puñado de valores pequeños y medianos que ya aportaron el extra de rentabilidad con la que el fondo se desmarcó del Ibex el pasado año y en los que también ha reforzado posiciones. Así, Gestamp, Caf, Cie Automotive y Almirall siguen teniendo protagonismo, con posiciones que rondan el 3% y el 4% de la cartera.

“2108 será un año positivo para los bancos porque hay ya un suelo en tipos de interés y comenzarán a subir. Esperamos además crecimientos de doble dígito en los beneficios de este año”, explica Carlos Catalán. Junto a Santander, el fondo también tiene posiciones en CaixaBank y, en menor medida, en Sabadell y Liberbank. También está positivo en Merlin, Colonial e Hispania.

El gestor ha deshecho posiciones en el inicio del año en valores que se comportaron muy bien el pasado, como Amadeus, Ence o Grifols. Las promotoras no le resultan aún un sector atractivo, al igual que el sector eléctrico, donde ve riesgos regulatorios. El fondo está invertido casi al 100%.

Didac Pérez - CAJA INGENIEROS

El gestor, que logró un 16,7% de rentabilidad en el Caja Ingenieros Iberian Equity en 2017, se muestra poco partidario de la rotación de valores en su cartera, en la que hace apuestas de inversión con vocación a largo plazo. Sí ha hecho en cambio algunos ajustes este año. La gran novedad en su cartera es la incorporación de BME, en la que vio un atractivo punto de entrada a finales de 2017 tras las caídas sufridas por el valor y que ahora representa el 3% del fondo.

Pérez también empieza a ver con mejores ojos en este inicio de año al sector bancario, donde el único representante hasta el momento en el fondo era Bankinter. El gestor reconoce haber tomado una pequeña posición en otra entidad española, sin revelar su nombre. “La subida de tipos no va a ser inmediata pero empezamos a ver atractivo en los bancos en el largo plazo”, señala Dídac Pérez.

El fondo mantiene una exposición de alrededor del 30% de su cartera a la Bolsa portuguesa, que no ha variado en el inicio del año, y reitera su apuesta por los pequeños y medianos valores, con mayor peso que los grandes. Faes Farma, la teleco portuguesa Nos, Acerinox o Grifols siguen estando presentes en la cartera del fondo, de la que ha salido Barón de Ley. El fondo gana en el año el 3%.

Javier Galán, gestor de Renta 4.

Javier Galán - RENTA 4

Ferrovial es la principal posición del fondo que gestiona Javier Galán, el Renta 4 Bolsa, que en 2017 obtuvo una rentabilidad del 16,8%. El gestor sostiene que “uno de los éxitos del fondo ha sido tener poca exposición a los bancos”. Y, pese a la creciente expectativa de subida que rodea al sector, Galán mantiene esta filosofía. “No estamos cómodos en banca. Nuestra posición actual es del 7% en el sector y ya es mucho”, explica. Así, el fondo suma un 5% en acciones de Santander y BBVA y otro 2% en Bankinter.

La estrategia del fondo, que en 2018 gana el 2,9%, pasa por apostar alrededor del 60% de la cartera en compañías sólidas, con balance saneado y visibilidad en sus ingresos. En esa categoría Galán incluye a Grifols, Vidrala –en la que ha reducido exposición– , Amadeus, Inditex y Ferrovial. El 40% restante sigue criterios de valoración.

El fondo ha reforzado posiciones en Inditex, tras la caída de2017. “Ahora tiene unos ratios más razonables. Dentro de su sector quizá sea la mejor posicionada ante la disrupción tecnológica”. En cambio, Galán ha reducido posiciones en valores que despuntaron en 2017, como Fluidra, o papeleras como Ence o Europac. “Son muy cíclicas y muy bien gestionadas, pero más caras. Esperaremos para volver a entrar”.

Julio Barriobero, gestor de Deutsche AM.

Julio Barriobero - DEUTSCHE AM

La apuesta de Juan Barriobero por la banca española en el inicio de año es clara. Su fondo, el DWS Acciones Españolas, ganó el 15,2% el pasado año y de cara a 2018 ha reforzado posiciones en los bancos españoles de perfil doméstico. No así en los dos grandes, que tiene en infraponderar. “Sobreponderamos los bancos españoles domésticos por la expectativa de subida de rentabilidades de la deuda. Hemos ido subiendo la exposición a banca por esa expectativa de alza de tipos. Está claro que estamos saliendo del período de tipos al cero”, explica Barriobero.

La banca es el sector que más pesa en la cartera, con el 22,4% del total y ha elevado su presencia desde un porcentaje inferior al 20% el pasado año. En paralelo al refuerzo en bancos, el fondo ha ido soltando lastre en socimis. Estas compañías llegaron a suponer el 9% en 2016 pero ahora apenas representan el 2% de la cartera.

Las promotoras tampoco son una opción. “Preferimos no invertir en promotoras inmobiliarias. La generación de caja aún es incierta”, añade el gestor. Aun así, y salvando el ladrillo, Barriobero mantiene una visión positiva en valores cíclicos, que concentra en sus posiciones en el sector bancario y papelero. En el año el fondo gana el 3,7%.

Normas
Entra en EL PAÍS