Presidente de EE UU, Donald Trump
Presidente de EE UU, Donald Trump EFE

China amenaza: reducirá las compras de deuda de EE UU, sacude al bono y el dólar cae

La rentabilidad del bono a diez años, en máximos de marzo de 2017

El billete verde retoma las caídas y cede un 0,7%

La rentabilidad de la deuda estadounidense se resiente. Y la razón esta vez no es una nueva subida de los tipos de interés en EE UU sino las informaciones publicadas por Bloomberg y Reuters que señalan que el Gobierno chino ha pedido que se ralenticen e incluso paralicen las compras de deuda americana. El gigante asiático es junto a Japón el principal tenedor de bonos estadounidenses con cerca de 1,2 billones de dólares en su poder.

Esto ha tenido su efecto en la renta fija, mercado que está en el punto de mira de las casas de análisis ante el proceso de normalización monetaria que han iniciado o tienen previsto iniciar los bancos centrales. Los rumores que llegan desde China llevan a la rentabilidad del bono de EE UU a diez años a reanudar las subidas y se aproxima al 2,6%, niveles que no registra desde marzo de 2017 cuando las promesas de Donald Trump y la tercera alza de tipos por parte de la Fed desde finales de 2015 hacían presagiar un repunte acelerado de los tipos en la primera economía del mundo. El bono americano inició el año en el 2,46%.

En los vencimientos más cortos como los cinco y dos años también se deja sentir el repunte de las rentabilidades. Sin embargo, es una tendencia que ha venido acompañando a la deuda estadounidense desde que la Fed iniciara el proceso de normalización monetaria con el fin del programa de compra de activos y la posterior subida de tipos. La rentabilidad del bono a cinco años ronda el 2,37%, máximos desde febrero de 2011, y el bono con vencimiento en 2020 se sitúa en el 1,97%, niveles de octubre de 2008.

Pero los efectos de que China paralice las compras de deuda americana también se extienden al mercado de divisas. El dólar retoma las caídas y a media sesión se deja un 0,65% frente al euro. Por su parte, la moneda única recupera los 1,20 billetes verdes, remontada que está actuando de freno en las Bolsas europeas, especialmente en las que tienen un marcado perfil exportador como el Dax alemán que cae un 0,86%.

Antes de conocerse la recomendación de China, la rentabilidad de la deuda venía resistiéndose por la decisión adoptada por el Banco de Japón de reducir sus compras mensuales de activos. La medida, que pilló por sorpresa al mercado, se mantiene en línea con el proceso de normalización monetaria de los países desarollados, una de las principales amenazas para el mercado de deuda que complica aún más la inversión en estos activos.

El repunte del bono estadounidense tiene su réplica en Europa, con el bund alemán como principal afectado. La rentabilidad de la deuda germana con vencimiento en 2018 que se aproxima al 0,5%. No obstante, desde Unicorp Patrimonios señalan que en este ascenso también juega un papel destacado el cambio de referencia del bono alemán que se ha producido este martes.

Normas
Entra en EL PAÍS