Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa.
Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa.

Metrovacesa saldrá a Bolsa con una previsión de negocio de 11.700 millones

La inmobiliaria de Santander y BBVA confirma su debut bursátil

Prevé construir al año 5.000 viviendas en 2021

Metrovacesa, la que será gran promotora inmobiliaria de España, ha confirmado este lunes su voluntad de regresar a Bolsa, tal como avanzó Cinco Días el pasado julio. La sociedad anunció su intención de cotizar, en una OPV (oferta pública de venta) destinada a inversores institucionales (descarta el tramo minorista) que servirá a sus bancos accionistas Santander y BBVA a rebajar sus posiciones en el sector del ladrillo.

La inmobiliaria avanza algunos detalles sobre su negocio actual y futuro. Metrovacesa recuerda que es titular “de la mayor cartera de suelo entre los promotores de vivienda españoles”, con una superficie total de 6,1 millones de metros cuadrados, equivalentes aproximadamente a 37.500 unidades. El valor bruto de esos activos es de 2.600 millones, pero la empresa va más allá y calcula lo que ingresará por levantar esas viviendas. Estima en 11.700 millones el valor bruto de desarrollo, de acuerdo a una valoración realizada por la consultora CBRE.

Metrovacesa, que en 2018 cumple 100 años, detalla que el valor del suelo para el negocio residencial es de 1.900 millones y el resto corresponde a uso terciario. Además, explica que el 73% del suelo para viviendas tiene el carácter de finalista. Respecto al negocio, se marca como objetivo entre 4.500 y 5.000 viviendas anuales para 2021, cuando alcance la velocidad de crucero.

“La sociedad no necesita adquirir suelo adicional para cumplir el objetivo de entregas anuales de los próximos ocho años, lo que refuerza su sostenibilidad de su modelo de negocio”, se explica en el comunicado de la inmobiliaria. Cuenta con suelo en 31 provincias “con especial atención a alguna de sus grandes ciudades, representativas del 67% del suelo”, se añade. Además, destaca que sus posiciones en destinos turísticos llega al 20% de la cartera.

A diferencia de sus predecesoras en salir a Bolsa en 2017, Neinor y Aedas, Metrovacesa sí cuenta con terrenos con la calificación de no finalistas, que llegan 26% del total, aunque se reducirá en nueve puntos “en el plazo de 12 a 18 meses”, informa la sociedad. Además, recuerda que dispone de 34 fincas para levantar inmuebles de uso comercial como oficinas.

La intención de la promotora de viviendas es regresar a Bolsa en febrero, después de cinco años tras la opa de exclusión que protagonizaron sus bancos accionistas. Se convertirá en la tercera inmobiliaria residencial en tocar la campana tras Neinor y Aedas, que debutaron en 2017 tras una década de profunda crisis en el ladrillo y sin estrenos bursátiles de promotoras.

Santander controla el 71,3% del capital y BBVA dispone del restante 29,7%. Ambas entidades se hicieron con la inmobiliaria tras sanear la compañía y destinar cientos de millones en ampliaciones de capital no dineraria (con la aportación de terrenos) para que Metrovacesa volviese al negocio en un entorno de ciclo alcista en la vivienda. Ambas entidades confirman este lunes que firman un compromiso de mantener 180 días las acciones que conserven tras la OPV.

Los bancos pueden ingresar más de 1.000 millones en la salida a Bolsa, en la que, salvo sorpresa, no habrá ampliación de capital. El mercado espera que las entidades vendan a los inversores entre el 40% y el 60% del capital, a semejanza de lo que hicieron Lone Star en Neinor (que colocó un 55% del capital) y Castlelake en Aedas (un 48%). Todas las entidades financieras están presionadas por el Banco Central Europeo para que reduzcan sus posiciones en el ladrillo.

"Estamos entusiasmados con la salida a Bolsa de Metrovacesa. Una compañía con 100 años de historia que, con un portfolio único y de gran calidad", señala Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa. "Creemos que es el momento oportuno del ciclo para acumular suelo, ya que ofrece una visibilidad única de la rentabilidad futura y de la capacidad de generar un volumen significativo de flujos de caja que puedan ser distribuidos a los accionistas en los próximos años. Tenemos todos los elementos dispuestos para garantizar una ejecución exitosa incluyendo un equipo directivo excepcional, comprometido y altamente experimentado y todo el apoyo de nuestros principales accionistas”, añade.

Metrovacesa ha nombrado coordinadores del estreno a sus dos accionistas, Santander y BBVA, Morgan Stanley y Deutsche Bank. Por su parte, Goldman Sachs, Société Générale, CaixaBank, Norbolsa y Fidentiis también participarán en la búsqueda de nuevos accionistas fundamentalmente internacionales.

Metrovacesa se adelanta a Vía Célere, controlada por el fondo Värde Partners y presidida por Juan Antonio Gómez-Pintado, en la intención de incorporarse a Bolsa. En principio, debería ser la siguiente en intentar una salida a Bolsa en 2018, como ya confirmó la propia compañía.

La siguiente en la lista para debutar tras Metrovacesa será Testa Residencial, socimi destinada a la vivienda en alquiler.

Normas
Entra en EL PAÍS