2017: de los hackeos que colapsaron el mundo a la crisis múltiple de Uber

Bruselas impuso su mayor multa antimonopolio a Google, mientras Francia y Alemania demandan a Amazon y Facebook

Los teléfonos se hacen más listos y los asistentes de voz y los altavoces crecen en protagonismo

hackeos informaticos
Ordenador atacado por el virus WannaCry.

La industria tecnológica ha dejado este 2017 un sabor agridulce. Mientras la inteligencia artificial ha seguido ganando presencia (especialmente en móviles) y la voz ha ido tomando posiciones como interfaz para comunicarse con los dispositivos, otra cara –esta vez, negativa– ha golpeado al sector de la tecnología. Con ciberataques que han dejado colapsado medio mundo, con una cuestionable precariedad laboral ligada a algunas plataformas digitales y con cuentas falsas en redes sociales que han dejado ver el lado oscuro de Google, Facebook o Twitter.

‘Hackeos’ sonados

El pasado mayo saltaron todas las alarmas. Un breve mensaje hizo temer lo peor: “Tus archivos acaban de ser cifrados. Si quieres recuperarlos tendrás que pagar”. Era un ataque de ransomware, un virus que secuestra los ordenadores y pide una suma de dinero a cambio de liberarlos. El ataque, que afectó a grandes compañías españolas, entre ellas Telefónica, fue global y tumbó a cientos de empresas y organismos (entre ellos 40 hospitales de Reino Unido) en más de 100 países. Fue el mayor ataque de ransomware de la historia, y la CEOE pidió a las empresas españolas que revisaran sus protocolos de actuación para evitar más ciberataques. Tampoco hay que olvidar el colosal hackeo que sufrió en septiembre Equifax, que llevó a sus principales directivos a dimitir.

Uber, ‘Annus horribilis’

2017 ha sido un año terrible para Uber, salpicada por múltiples escándalos. Uno sexual dio lugar a una investigación que se saldó con el despido de 20 personas y la dimisión de su fundador. También se supo que la compañía había ocultado deliberadamente un hackeo que afectó a 57 millones de usuarios y perdió su licencia en Londres por presuntas conductas ilegales. Pero lo peor llegó el 20 de diciembre, cuando el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que Uber es una empresa de transporte y, como tal, está sujeta a la normativa de ese sector en cada país de la UE. Una victoria para el sector del taxi. El fallo ha puesto en alerta a otras firmas uberizadas como BlaBlaCar, Deliveroo y Airbnb. Habrá que ver cómo evoluciona este asunto en 2018.

Repartidor de Deliveroo.
Repartidor de Deliveroo.

Empleo y ‘gig economy’

Este año también será recordado por la lucha emprendida por los trabajadores de algunas plataformas digitales como Deliveroo. Sus repartidores en bici (riders) convocaron la primera huelga en España relacionada con la llamada gig economy o economía de los pequeños encargos. Este mes, UGT denunció a UberEats, Glovo y Deliveroo por la situación laboral de sus repartidores, con los que mantienen “una relación fraudulenta de falsos autónomos”. Es una cuestión de calado y llevará tiempo dar con la solución, pero, de momento, la Inspección de Trabajo en Valencia determinó hace unas semanas que los repartidores de comida de Deliveroo deberían ser asalariados y un tribunal británico ha dictado una sentencia en la que considera a dos conductores de Uber como trabajadores de la empresa y reconocía su derecho a cobrar un salario mínimo o a tener vacaciones pagadas. También la CE ha presentado una directiva este mes para dar más garantías a los 5,5 millones de trabajadores sin un contrato normalizado.

Facebook, Google y Twitter, armas políticas

Algo ha quedado claro también en 2017: Facebook, Twitter y Google han sido utilizadas como armas de manipulación política. Lo han reconocido ellas mismas, y presionadas por la opinión pública y el Congreso de EE_UU han pedido disculpas por el papel determinante que habían tenido sus plataformas en la elección de Donald Trump. También hubo noticias falsas, supuestamente sembradas por agentes rusos, que fueron utilizadas para influir en las elecciones francesa y catalanas. Ante el temor a una legislación sobre la propaganda digital más severa que afecte a sus negocios publicitarios, Facebook, Google y Twitter han manifestado su intención de ser más transparentes y han estrenado herramientas y contratado más personal para luchar contra este problema.

Una persona viendo noticias en Facebook en su móvil.
Una persona viendo noticias en Facebook en su móvil.

Móviles muy listos y con reconocimiento facial

Los fabricantes de smartphones han emprendido una carrera por dominar la inteligencia artificial, y este año han llegado al mercado los primeros móviles que buscan imitar el cerebro humano. El iPhone X de Apple, el Mate 10 de Huawei, el Pixel 2XL de Google y el Galaxy Note 8 de Samsung presumen de incluir nuevos chips neuronales o asistentes virtuales que permiten anticipar las acciones o intereses de los usuarios. El último móvil de Apple también ha hecho una decidida apuesta por el reconocimiento facial como sistema para desbloquear el terminal. Aunque esta tecnología no es nueva, la solución creada por esta compañía ha sido muy aplaudida, pues analiza más de 50 movimientos de los músculos de la cara, lo que la hace más segura. El reconocimiento facial, ahora sí, ha llegado para quedarse.

El éxito de la Switch

Nintendo necesitaba desesperadamente otra consola que la llevara a la cima. Y lo ha conseguido con la Switch. Un dispositivo que es a la vez consola portátil y máquina de juegos para el salón. Ya está catalogado por muchas publicaciones tecnológicas como uno de los éxitos del año. La compañía ha vendido más de 10 millones de unidades desde marzo.

Nueva consola Switch de Nintendo.
Nueva consola Switch de Nintendo.

Snap, sonoro tropiezo

Snap puede presumir de ser una de las pocas empresas que ha puesto nerviosa a Facebook. Pero fue por poco tiempo. Snapchat, muy popular entre los adolescentes, salió a bolsa en marzo con una valoración de 20.000 millones, pero la estrategia de la firma de Mark Zuckerberg de copiar algunas de sus herramientas más populares, acabaron pronto con las ilusiones de la joven empresa. En noviembre se conoció que Snap –que también ha fracasado con sus gafas Spetacles– pierde el doble de lo que ingresa, una mala noticia para sus inversores, que han visto caer la acción de la compañía un 12% desde su estreno en el parqué.

Asistentes de voz

Los asistentes de voz han seguido ganando protagonismo, gracias al avance de la inteligencia artificial y a las ventajas que ofrece la voz como interfaz para comunicarse con diferentes dispositivos. Apple lanzó en diciembre su primer altavoz con Siri, HomePod. Quiere ser un líder en el hogar digital, con permiso de Google y Amazon. Esta última, hoy un gran jugador en ese terreno, ha seguido impulsando su asistente Alexa, pero con un nuevo objetivo: el mundo empresarial. La compañía buscará que las empresas introduzcan su altavoz Echo con su Alexa for Business para mejorar la productividad. Otro protagonista ha sido Samsung también presentó en octubre la nueva versión de su asistente virtual, Bixby 2.0, más inteligente, pero por ahora sin demasiado éxito.

Xiaomi y el tirón chino

El fabricante chino Xiaomi entró en España. La marca, conocida por sus móviles potentes a buen precio, eligió el país como el primero de Europa Occidental donde poner un pie. Pero sus planes son más ambiciosos: quiere crecer rápido fuera de China. También otros gigantes tecnológicos chinos, como Alibaba y Tencent, han demostrado a lo largo de los últimos meses su hambre de expansión. Tencent ha desvelado participaciones importantes en Snap, Tesla y Lyft (rival de Uber) y logró, aunque por poco tiempo, colocarse como la quinta mayor empresa del mundo por valor bursátil, superando a la todopoderosa Facebook.

Presentación del iPhone X.
Presentación del iPhone X.

Apple, cal y arena

Ha sido el año en el que Apple ha celebrado el décimo aniversario de su famoso iPhone y lo ha hecho con un aplaudido modelo, el iPhone X, que le ayudó a llegar a donde nunca nadie ha llegado: a valer 900.000 millones de dólares en Bolsa, aunque fuera por poco tiempo. Sin embargo, la compañía ha tenido dos traspiés importantes este año: uno, la brecha de seguridad (ya subsanada) de su sistema operativo MacOS High Sierra, duramente criticada, y la polémica por ralentizar los iPhone antiguos sin informar previamente a los usuarios.

Compras de calado

2017 ha sido testigo de movimientos empresariales de calado. Amazon impulsó su imperio con la compra de Whole Foods por 13.400 millones de dólares; Google adquirió activos de HTC para ser el ‘Apple’ de los Android; Apple compró Shazam para avanzar en su lucha contra Spotify, y un consorcio liderado por el fondo Bain Capital compró la estratégica división de chips de Toshiba. Una operación que también ha servido de salvavidas a la compañía japonesa. Otra operación importante ha sido la protagonizada por Broadcom, que lanzó a Qualcomm la mayor opa de la historia del sector tecnológico por 130.000 millones de dólares, aunque esta la rechazó. En España, Indra se hizo con Tecnocom.

La comisaria de Competencia Margrethe Vetager.
La comisaria de Competencia Margrethe Vetager.

Multas en Europa

Bruselas impuso este año su mayor multa antimonopolio a Google, con 2.420 millones, por vulnerar la competencia con su servicio de comparativas de precios. Y multó a Facebook con 110 millones por mentir durante el proceso de autorización de la compra de WhatsApp (dijo que no podía ligar los datos de los usuarios de ambas redes). Tampoco se le escapó Amazon, a quien obligó a devolver 250 millones en impuestos. No solo Bruselas ha elevado la vigilancia sobre los gigantes tecnológicos estadounidenses. Países como Francia y Alemania han denunciado en 2017 a Amazon y Facebook, respectivamente, por abuso de posición dominante.

Y en telecos....

Meinrad Spenger, consejero delegado de Másmóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de Másmóvil.

MásMóvil avanza en Bolsa y en la fibra

MásMóvil se ha convertido en la sensación del año en el sector de las telecomunicaciones. Con sus ofertas convergentes low cost, ha elevado la presión sobre sus rivales, que se han visto obligados a entrar en este segmento. La teleco, que captó hasta septiembre 622.000 líneas entre contrato móvil y banda ancha fija, elevó sus previsiones para el conjunto del año. Entre otros objetivos, MásMóvil prevé un crecimiento de los ingresos por servicios de más del 18%. MásMóvil, que ha sido la primera empresa en España de pasar del MAB a la Bolsa, se ha revalorizado este año más de un 200%.

España lanza un plan nacional de 5G

El 5G avanza en toda Europa y de cara a 2018 ya se prevén más de una docena de subastas de espectro en distintos países. En España, el Ministerio de Energía, Turismo y Agencia Digital ha establecido un plan nacional de 5G, para el desarrollo de esta nueva tecnología móvil. Los ejes del plan son la licitación de frecuencias móviles, que empezarán en 2018, el desarrollo de experiencias piloto y el apoyo al I+D y creación de ecosistemas.

Fin de la neutralidad de la red en EE UU

Fuera de España, en EE UU se puso fin a la neutralidad de la red, un principio consagrado en 2015 durante la presidencia de Barak Obama y que defiende que las operadoras deben tratar por igual todo el tráfico en internet. Quienes se oponen a la medida creen que el cambio pondrá en riesgo la innovación.

Normas