La Fiscalía pide 119 años de cárcel para el presidente de Ausbanc

Solicita 25 años de prisión para el responsable de Manos Limpias

Considera que Pineda y Bernard usaban sus organizaciones para extorsionar a bancos, empresarios y políticos

Caso Ausbanc
El expresidente de Ausbanc, Luis Pineda.

La Fiscalía considera que los responsables de la asociación de usuarios de banca Ausbanc y el llamado sindicato Manos Limpias utilizaban estas plataformas como herramientas de extorsión a bancos, empresarios y personalidades.

Así consta en el escrito de acusación presentado por el Ministerio Fiscal de la Audiencia nacional en el que se piden 119 años de prisión para el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y 25 años de cárcel para el de Manos Limpias, Luis Bernard.

Se les acusa de los delitos de organización criminal y extorsión, a los que se añaden el de estafa y blanqueo de capitales en el caso de Pineda. Además, recoge Efe, la Fiscalía pide 12 años de cárcel para la abogada Virginia López Negrete, que representó a Manos Limpias como única acusación contra la infanta Cristina de Borbón en el caso Nóos.

Además, el fiscal José Perals acusa a varios miembros más de estas organizaciones, acusándoles de haber utilizado la asociación y el sindicato para la obtención de un beneficio económico ilícito de sus miembros”.

El juez instructor del caso, Santiago Pedraz, emitió a finales de octubre un auto de procesamiento en el que proponía juzgarles ante los indicios obtenidos de una trama de extorsión implicaba desde solicitar dinero a grandes empresas a cambio de evitar acciones legales o de comunicación que les perjudicasen a chantajear a Banco Santander con difundir una presunta trama de asesinato tras la muerte de Emilio Botín.

Según se desprende de la instrucción llevada a cabo en la Audiencia Nacional, Ausbanc aprovechaba la apariencia de actuar en defensa de los consumidores para “coaccionar” a entidades financieras y otras compañías solicitando pagos, “enmascarados como convenios publicitarios”, que los acusados presuntamente habrían tomado en beneficio propio.

Las pesquisas apuntan a que la trama de extorsión podría haber afectado a BBVA, Banco Santander, Caja Madrid –y luego Bankia-, Sabadell, Unicaja, Barclays, Citi, Liberbank, Caja Castilla la Mancha, Cajasur, Banco Caixa Geral, Caja Vial o sociedades como Telefónica, Gas Natural Fenosa o Volkswagen, e incluso a la Casa Real.

Siempre según los indicios, Manos Limpias habría jugado un papel relevante en las coacciones ejerciendo como acusación en los juicios abiertos contra estas firmas, o amenazando con presentar nuevas demandas, si las compañías no accedían a pagar.

Se sospecha además que el dinero circulaba por un entramado empresarial con el que se cree que Pineda ocultaba el origen de los fondos y se lucraba personalmente.

El listado de compañías relacionadas con esta red societaria incluye negocios de diferentes ámbitos, como Estructura y Servicios Inmobiliarios, Desarrollos Turísticos y Sociales, el Club de la Vida Buena, Producciones Zapallar, Buenas Maneras, Ausprom, Agroditora, la revista Dinero y Salud, o el Despacho Jurídico Pineda, entre otras.

El juez dejó en libertad bajo fianza de 50.000 euros a Bernard hace ahora un año mientras que ha denegado las peticiones de libertad planteadas por Pineda. Ambos fueron detenidos en abril de 2016 al iniciarse la investigación del llamado caso Ausbanc.

Normas