Las Bolsas europeas, la principal apuesta para 2018 de Banca March

Los analistas aseguran que el sector industrial se beneficiará de un aumento de las inversiones

El banco afirma que el PIB español crecerá, pese a la incertidumbre política, un 2,5% en 2018

Logotipo de Banca March.
Logotipo de Banca March.

Banca March ha develado este martes sus previsiones y parte de su estrategia de inversión para el año próximo. Sus analistas han recomendado apostar por la renta variable europea, donde esperan una mejora de los beneficios empresariales superior a los de EE UU. En particular, los expertos han señalado al sector industrial, que será beneficiado por un aumento de las inversiones. Pero también han destacado a las tecnológicas y a la banca norteamericana. En España, aunque la incertidumbre política complica los pronósticos, los analistas han asegurado que se registrará un crecimiento del 2,5% en 2018.

“Por primera vez desde la crisis de 2008 vemos un mundo que crece de manera sincronizada a nivel global, y esto nos da más seguridad” ha dicho Joan Bonet, director de estrategia de mercados de Banca March. El banco ha estimado que en 2018 el PIB mundial crecerá un 3,7%, impulsado por las buenas perspectivas de las economías emergentes y por la liquidez de los bancos centrales, ya que no prevén retiradas netas de estímulos a lo largo de 2018.

En este contexto, Banca March ha recomendado sobreponderar en las carteras de inversión la renta variable europea. “Los resultados empresariales están acompañando. La rentabilidad por dividendo, frente a la de los bonos, sigue siendo favorable”, ha explicado Bonet durante la presentación de las perspectivas económicas y de mercado para 2018.

En particular, han coincidido los analistas de Banca March, el sector industrial europeo será el más beneficiado. “La inversión en Europa va a aumentar de manera destacable. El endeudamiento relativo frente a EE UU es bajo. Hay capacidad para duplicar las fusiones y adquisiciones. Europa tiene más potencial”, ha dicho Bonet. En cuanto a los valores específicos, el director ha apostado por compañías europeas de consumo cíclico, como el sector de automoción o de materiales para la construcción.

Pero los analistas también han destacado otros dos sectores que consideran rentables. En primer lugar, las compañías financieras en EE UU, beneficiadas por la subida de tipos y una mayor laxitud en la aplicación de la regulación bancaria. En segundo, el sector tecnológico, donde han asegurado que existen oportunidades en el campo de los semiconductores, las redes y el comercio electrónico, a pesar del repunte de las cotizaciones en 2017.

España, buenas perspectivas

Juan Antonio Roche, director del área de productos de Banca March, ha estimado que el PIB doméstico crecerá un 2,5% durante 2018, lo que supone una desaceleración con respecto al 3,1% de este año. Sin embargo, los analistas del banco han alertado de que la situación política en Cataluña puede ser un freno al dinamismo económico si no cede tras las elecciones del próximo jueves.

“El crecimiento es claramente sólido. La calidad de ese crecimiento, por primera vez en mucho tiempo, no está vinculada al sector del ladrillo, sino a las exportaciones y al consumo”, ha dicho Bonet, que ha proyectado que la tasa de desempleo se reducirá hasta el 15,5% al cierre del próximo año. “A medida que el panorama político se pueda aclarar, y pensamos que esto va a ser así, estamos ante un país con margen de mejora, y no tenemos ninguna tipo de tapujo en enfocar la inversión a España”.

Normas