Trea rebasa los 5.000 millones de euros con fondos de marca blanca

La firma ha contratado a uno de los mejores equipos de Bolsa española

La entidad ha logrado captar más de 1.000 millones de euros en 2017

Antonio Muñoz, consejero delegado de Trea AM.
Antonio Muñoz, consejero delegado de Trea AM.

Igual que hay compañías farmacéuticas que se han hecho de oro fabricando genéricos y empresas de galletas que han hecho fortuna produciendo galletas Hacendado (las de Mercadona), la gestora de fondos de inversión Trea Asset Management ha basado su modelo de éxito en fabricar fondos de marca blanca. Ellos ponen todo el talento en la gestión de inversiones, pero es otro banco el encargado de vender el fondo.

Esta estrategia ha llevado al grupo presidido por Carlos Tusquets a captar más de 1.000 millones de euros en lo que va de año – convirtiéndose en la sexta mayor gestora por captaciones– y rebasar la meta de los 5.400 millones de euros bajo gestión. Una objetivo alcanzado dos años antes del plazo previsto.

El origen de Trea AM es un acuerdo con Banco Mediolanum para convertirse en la fábrica de sus fondos de inversión. Después firmaron un convenio similar con la cooperativa Cajamar, y más tarde se hicieron con el control de la gestora Banco Madrid, que estaba encargada de gestionar los fondos de inversión de BMN (actualmente en proceso de fusión con Bankia).

Acuerdos para el futuro

  • Bankia. Cuando Bankia absorba BMN querrá hacerse con el control de los fondos de inversión que vende la entidad. Trea está negociando con el equipo de José Ignacio Goirigolzarri para poder quedarse como gestores de alguna tipología de fondos en los que ellos están más especializados.
  • Aseguradoras. Trea también está negociando con una compañía de seguros que quiere crear su propia división de gestión de activos. Ellos se convertirían en la fábrica de productos.
  • Emergentes. Dos de las líneas de crecimiento que se ha marcado Trea para los próximos años es el activo de bonos corporativos y la renta fija de países emergentes.

Cada una de estas fuentes de negocio representa aproximadamente el 30% del total de activos administrados en fondos de inversión por parte de Trea AM. Además, la firma administra planes de pensiones de Mediolanum y tiene una pequeña gama de producto con marca propia, que cada vez tiene más peso.

“Queremos seguir creciendo, con nuevos acuerdos, con compras en otros países del sur de Europa, con crecimiento orgánico. Creemos que podemos llegar a un volumen de activos gestionados de 10.000 millones de euros”, explica Antonio Muñoz, consejero delegado y director de inversiones de Trea AM.

La gestora cerró un acuerdo en febrero con la firma de capital riesgo Lovell Minnick para que inyectara dinero en la entidad y la ayudara con su proceso de expansión.


Modelo de negocio

La forma de operar de una gestora de marca blanca es muy diferente a la de una gestora convencional. Además de crear buenos productos para sus clientes, deben aportar otro tipo de servicio.

“Primero se trata de escuchar las necesidades del banco y diseñar los mejores productos”, explica Eduardo Ripollés, director de desarrollo de negocio de la firma. “Después tenemos que apoyar a la red, para que sepan cuál es la mejor forma de vender nuestros fondos de inversión, de lograr que los clientes los entiendan bien. Además, nosotros tenemos el compromiso de no tocar al cliente final. Sabemos que es del banco y queremos que lo sigan siendo”, apunta.

Esta buena relación con BMN y Cajamar ha hecho que en el último año haya entrado mucho dinero desde sus redes y oficinas. En concreto, el negocio con BMN ha crecido un 50% y el que mantienen con Cajamar un 80%.

Para garantizar las bases de crecimiento de los próximos años, la firma ha fichado a varios gestores y analistas de primer nivel. La contratación más sonada fue la de Alfonso de Gregorio, uno de los gestores de Bolsa española más reconocidos, y que viene a cubrir una carencia que tenía Trea AM en este apartado. Se encargará de ayudar a gestionar inversiones por un patrimonio cercano a los 300 millones de euros. De Gregorio tendrá el apoyo de tres analistas de renombre, Cristina Bobo, María Tristán y Sonia Ruiz de Garibay.

Normas