Operaciones

Trea logra el dinero para cerrar la compra de la gestora de Banco Madrid

La CNMV está en proceso de autorizar la adquisición

Carlos Tusquets, presidente de Grupo Trea y de Banco Mediolanum.
Carlos Tusquets, presidente de Grupo Trea y de Banco Mediolanum.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está en proceso de dar luz verde a la compra de la gestora de fondos de Banco Madrid por parte de Trea AM Desde que en abril del año pasado la administración concursal adjudicara la gestora a Trea AM, la firma ha estado buscando fórmulas para financiar la operación, como publicó CincoDías el pasado 24 de octubre. Finalmente, el grupo presidido por Carlos Tusquets ha recurrido a un gran fondo estadounidense, que aportará parte de los 16,5 millones comprometidos.

El fondo, cuyo nombre no ha trascendido pero que está especializado en el sector financiero, entrará en el capital a cambio de su contribución a la operación, después de una reestructuración accionarial y de activos de Trea, indican fuentes financieras. Eso sí, la operación aún no está firmada, aseguran personas próximas a Trea.

Con esta operación se pondrá fin a un dilatado proceso, que comenzó hace casi dos años, cuando el Banco de España decidió intervenir Banco Madrid (tras la investigación por blanqueo de su grupo matriz, el andorrano, BPA). Después de esta intervención, el consejo de Banco Madrid solicitó el concurso de acreedores, y fue la administración concursal quien adjudicó la gestora a Trea AM.

Cuatro firmas llegaron a la parte final de la subasta: Santander AM, la británica StormHarbour, Imantia Capital y Trea. En la parte inicial del proceso también mostraron su interés firmas como Dunas Capital y Merchbanc.

La mayor parte del patrimonio gestionado por la gestora de Banco Madrid se corresponde con los 22 fondos de inversión distribuidos por Banco Mare Nostrum (BMN), que suponen un patrimonio de casi 1.100 millones de euros.

Uno de los requisitos que incluyó la administración concursal en el proceso de venta de la gestora de Banco Madrid fue que el comprador pudiera realizar un “pago inmediato” de los 16,5 millones comprometidos. Sin embargo, Trea ha tardado más de lo previsto en reunir este capital, lo que ha hecho que la operación llegara a peligrar.

El director general y jefe de inversiones de Trea AM, Antonio Muñoz, preveía que la entrada de un socio internacional, no bancario, pudiera completarse antes del cierre del pasado ejercicio, pero nuevamente la transacción se retrasó. “Hemos buscado al socio ideal, que preferíamos que no tuviera negocio bancario para evitar cualquier tipo de conflicto de interés. El diseño de la operación ha sido muy laborioso”, explicaba en octubre Muñoz.

El importe que guardan los 23 fondos de la marca propia de Banco Madrid es mínimo; se han vaciado hasta quedar tan solo alrededor de 55 millones de euros.

Además de la gestión de fondos, el grupo Trea dispone de un negocio de inversión con capital riesgo (private equity, en la jerga) y préstamo directo a empresas (direct lending). También dispone de una rama dedicada a la inversión inmobiliaria: Trea Real Estate.

La compañía tiene activos bajo gestión por un importe de más de 2.000 millones de euros, de los que unos 750 corresponden a los 11 fondos de inversión que gestiona Trea AM. Ocho de ellos bajo la marca Cajamar, después de alcanzar en septiembre del año pasado un acuerdo con la cooperativa de crédito, que supuso la inyección en diciembre de 30 millones en Banco de Crédito Cooperativo (BCC). Trea AM también gestiona de forma indirecta los fondos de Banco Mediolanum en España (una entidad en la que Carlos Tusquets es presidente).

La suma de los fondos comercializados por BMN elevaría el patrimonio bajo gestión del grupo Trea un 50%, hasta situarlo en el entorno de los 3.000 millones. Trea, que ha crecido con fuerza en los últimos años a base de compras, tiene el objetivo de rebasar los 5.000 millones de activos bajo gestión en los próximos años. En 2016, logró suscripciones netas por cerca de 600 millones, fue la novena gestora española con mayores captaciones.

La labor de Renta 4 Gestora al tutelar los fondos

La gestora de Renta 4 salió al rescate de los fondos de Banco Madrid Gestión de Activos (BMGA) cuando estallaron los problemas. Renta 4 Gestora, con activos bajo gestión a cierre de septiembre de 7.125 millones, intervino después de que la CNMV revocara la autorización de BMGA para gestionar las carteras el 24 de marzo de 2015. A finales de ese mes, el supervisor nombró a Renta 4 como gestora y a Cecabank como depositario, ambos provisionales. Aunque la firma que preside Juan Carlos Ureta no comenzó la gestión efectiva hasta el 25 de junio de 2015.

La gestora tuvo que exprimir sus recursos para hacerse cargo del patrimonio traspasado, que en principio incluía el de los fondos que comercializaba Liberbank, ahora en su propia gestora, que cuenta con 1.800 millones distribuidos en 24 carteras, según los datos de Inverco a cierre de diciembre. Renta 4 Gestora se encargó de realizar todo el proceso necesario para que los partícipes de los fondos con la marca de Banco Madrid recuperaran el dinero y abrió en cada una de las carteras que heredó de forma transitoria un compartimento de propósito especial (side pocket, en la jerga), que fue llenando a medida que los administradores le fueron inyectando la liquidez. Los 23 fondos de marca Banco Madrid, condenados a la liquidación, atesoran un patrimonio de poco más de 55 millones de euros, según Morningstar, frente a los 900 millones que tenían antes de la intervención. La tutela de Renta 4, todavía efectiva, ha sido más que satisfactoria, según indican todas las partes implicadas

Los 22 fondos comercializados por BMN suman un patrimonio de cerca de 1.100 millones, que pasarán a ser gestionados por Trea AM.

Normas