Siemens Gamesa se asegura paz social en su ajuste tras pactar el ERE con los sindicatos

Las bajas voluntarias tendrán una indemnización de 45 días de salario por año -limitada a 24 mensualidades

En paralelo habrá un programa de prejubilaciones para mayores de 55 años años, con 5 años de antigüedad

siemens gamesa

La dirección de Siemens Gamesa y los sindicatos UGT, CCOO y ELA han llegado hoy a un acuerdo para plantear un ajuste laboral mediante prejubilaciones para mayores de 55 años, amplias
excedencias y bajas voluntarias, han informado fuentes de la empresa. No obstante, los sindicatos han matizado que el pacto se circunscribe a la oferta para el que desee salir de la empresa, pero no hay acuerdo sobre cómo articular una garantía de empleo para los próximos tres años,
máximo objetivo sindical.

Los negociadores han logrado el acuerdo sobre la oferta de salida en una reunión en la sede de la empresa en Zamudio (Bizkaia) tras cuatro jornadas de conversaciones, las dos primeras en Navarra.

El objetivo de la empresa es reducir su plantilla en España en 272 personas. Para ello, el acuerdo alcanzado prevé la apertura de un período de 30 días con el fin de que los empleados puedan apuntarse a las medidas contempladas, tras el cual la dirección dará las respuestas
correspondientes.

Las bajas voluntarias tendrán una indemnización de 45 días de salario por año -limitada a 24 mensualidades de salario real-, con la garantía de una indemnización mínima de 30.000 euros para todos los que se acojan a esta medida.

Además de las bajas voluntarias, las partes han acordado un programa de prejubilaciones para trabajadores mayores de 55 años años, que tengan como mínimo cinco años de antigüedad en la empresa. Asimismo, han acordado unas excedencias voluntarias de largo período y reincorporación a finales de 2020.

Pero el pacto no es total porque no hay garantía de empleo, como demandan los sindicatos. Las centrales -CCOO, UGT y ELA-, han explicado que en estas negociaciones la dirección, por primera vez, ha abierto la puerta para hablar directamente de garantía de empleo, "algo que entendemos
como un paso muy importante, pero (la dirección) nos indica que necesita tener una visibilidad del avance del proceso que se va a abrir, para poder así lanzar una oferta concreta al respecto".

Como este punto es "requerimiento unánime de toda la parte sindical", los sindicatos han decidido condicionar cualquier acuerdo a tener concreción en ese punto, tanto en número de personas que se apunten como en posibles mermas que haya en los departamentos una vez se cierre el proceso.

Así, en el mes en el que permanezca abierta la oferta para salidas,bajas y excedencias "los propios trabajadores serán los que nos dirán con sus adscripciones o no la idoneidad de estas medidas".

Aunque parten de la base de aceptar que todo el que quiera irse se vaya, durante este mes los sindicatos quieren revisar las bajas en cada área y departamento, con el fin de asegurar la capacidad y viabilidad de todos ellos.

Normas