Rosa Menéndez (CSIC): “A ver cómo llegamos a Montoro para que dé importancia a lo que hacemos”

Esta doctora en Química es la primera mujer al frente de la principal institución científica

Apunta a que el consejo debe "mimar" el trabajo con las empresas

CSIC
Rosa Menéndez, presidenta del CSIC.

Rosa Menéndez, doctora en Química, se presentó este jueves ante la prensa tras su reciente nombramiento como la primera presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Esta prestigiosa científica toma el mando en un momento en el que el país está en mínimos en gasto en I+D. España invirtió en investigación en 2016 el 1,19% del PIB, el nivel más bajo desde 2005. Entre los objetivos que se marca Menéndez está, precisamente, la obtención de más recursos para la institución, la colaboración más estrecha con las empresas y la agilización de la gestión.

Detrás de la falta de inversión está el entorno económico de duro control del gasto público, en el marco de objetivos de reducción del déficit, por eso dio importancia al papel de Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en la liberación de recursos. “A ver cómo podemos llegar a que Montoro dé importancia y relevancia a lo que estemos haciendo. Tenemos que ofrecer visibilidad y mostrar resultados”, reconoció la nueva presidenta. “Somos conscientes del problema y tenemos que involucrar a Hacienda en que el avance tecnológico es algo crucial para la buena marcha del país”. Opinó que este debate debe trasladarse “a nivel político”.

El CSIC es la principal institución científica del país. Lo conforman 122 centros e institutos, con 12.000 trabajadores, de los que 4.000 son investigadores de plantilla. Menéndez detalló que la situación financiera de la institución es mejor que en los duros años de crisis y apostó por crecer en empleo. “Mi lucha va a ser incorporar a más gente”, aseveró. “Hemos logrado superar la tasa de reposición”, es decir, fichar a más científicos de los que se jubilan. En los últimos 3 años se han cubierto 470 plazas, incluyendo investigadores y técnicos. El organismo depende del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y Menéndez recalcó del compromiso de su titular, Luis de Guindos, en reforzar el papel de la investigación con un pacto por la Ciencia.

La nueva presidenta tampoco olvidó el rol necesario de la inversión privada: “La financiación privada tiene un papel muy importante. El CSIC se soporta sobre distintos pilares. El primero es la búsqueda de financiación a través de convocatorias públicas competitivas a nivel nacional y europeo. Nuestros científicos son verdaderos ingenieros en la búsqueda de financiación. El papel de la financiación privada es importantísimo. Es otro de los pilares que hay que mimar y potenciar, en la colaboración con grandes empresas y pymes”.

“A través de la oficina de transferencia de tecnología se está haciendo una gran labor muy importante en ese sentido y entre mis objetivos está potenciarlo. Debemos buscar temas de interés junto a las empresas, que ya se acercan a nosotros planificando desarrollos tecnológicos a futuro”, añadió. “Yo siempre he trabajado con empresas. En mi ánimo está que la Fundación CSIC sea un punto de apoyo para la participación empresarial”.

Entre otros objetivos, destacó la necesidad de agilizar y flexibilizar la gestión, que el CSIC sea un facilitador para sus investigadores, “luchar por conseguir más recursos” además de “invertir en la mejora de las instalaciones” científicas para que los equipos sean competitivos.

En los más de 75 años de historia del consejo, es la primera vez que una investigadora está al frente. “Es un paso muy importante por la atención que hemos recibido, las felicitaciones de investigadoras y mujeres políticas. Ha sido un triunfo. Es un paso adelante que se reconozca la capacidad de las profesionales”, opinó Menéndez.

Normas