Carmena planea hacer un censo de viviendas para uso turístico

El Ayuntamiento de Madrid trabaja en un plan de regulación de este tipo de hospedaje

Tres meses al año será el plazo máximo para alquilar estos alojamientos en edificios residenciales

airbnb

El Ayuntamiento de Madrid trabaja en un paquete de medidas para regular el auge del alquiler de pisos turísticos en la capital, derivado de la eclosión de plataformas como Airbnb. Así lo ha anunciado este miércoles Manuela Carmena, alcaldesa de la ciudad. A falta de que se conozca el grueso de los detalles del plan, sí ha trascendido que el Ayuntamiento realizará un censo de las viviendas de uso turístico diseminadas por Madrid.

En este almanaque de los pisos turísticos de Madrid, el Ayuntamiento computará todos aquellos domicilios con licencia (o en trámite de ella) para transformar su uso residencial en turístico. El Consistorio espera conceder unas 1.000 licencias de este tipo en los seis primeros meses de 2018. Y ha anunciado que iniciará las primeras inspecciones en 10 edificios de la ciudad que sospechan que se dedican casi en su totalidad al alquiler turístico sin licencia.

El Ayuntamiento también ha adelantado que será el tiempo de alquiler el que determine si el uso de una vivienda es turística o residencial. Estos serán los que presten alojamiento profesional durante más de tres meses al año. Serán reguladas por el decreto como actividades turísticas, y por tanto estarán comprendidos en el uso terciario de hospedaje y sometidos a las condiciones de implantación de este uso, por lo que tendrán que tener una licencia urbanística hotelera.

Otro de los puntos que el Gobierno de Carmena planea regular es en qué calles y situaciones permite compatibilizar en un mismo inmueble viviendas de uso residencial y turístico. 

Normas