La explosión de una distribuidora de gas y una avería en un oleoducto disparan el precio de la energía en Europa

El Brent sube un 7% en cuatro días y el gas natural, un 15%

Italia declara el estado de emergencia por riesgo de desabastecimiento

precio petroleo Ampliar foto

La tormenta perfecta acecha el precio de la energía, en especial al gas natural y el petróleo. Tras meses de sequía y unas temperaturas inusitadamente altas, el frío y la nieve por fin han llegado a Europa. Pero ha coincidido con un cúmulo de accidentes que ha mermado la capacidad del Viejo Continente para atender a una demanda en máximos: una explosión en un importante centro de distribución de gas de Austria (enlace con Rusia) y la avería en un oleoducto del mar del Norte.

Petroleo Brent 81,090 2,906%

Por un lado, este martes se ha producido una explosión de uno de los mayores centros de distribución de gas de Europa, en Austria, en concreto en el centro de distribución Baumgarten, perteneciente al grupo petrolero OMV y situada en la localidad de Weiden an der March, en el este del país. El accidente ha provocado al menos un muerto y varias decenas de heridos. La explosión, que se produjo hacia las 08.45 hora local en una tubería de gas "sobre la tierra y al aire libre", desencadenó llamaradas de varios metros de altura e incendió seis edificios cercanos, según recoge Efe.

Esta planta cubre una décima parte de la demanda de gas total de Europa, en especial el tránsito del gas hacia el sur y el sureste de Europa, lo que ha llevado a Italia a declarar una "emergencia de gas". Según recoge Efe, el centro gestiona una cuarta parte de los 180.000 millones de metros cúbicos de gas que el consorcio ruso Gazprom suministró a Europa el año pasado. La Comisión Europea asegura que monitoriza de cerca la situación.

Los futuros de gas natural, cotizados en el mercado de futuros europeo ICE, suben un 15% hasta máximos de 2014 y registran su mayor ascenso intradía desde 2008. La planta la gestiona Gas Connect Austria, filial de OMV, y es un punto importante de redistribución del gas de Rusia. Las acciones de OMV, por su parte, retrocedían a media sesión más del 3% en la Bolsa austriaca. 

La reducción en la capacidad de producción de energía en Europa se produce en un momento en el que la demanda, azotada por varias borrascas, más crece en el Viejo Continente. Los futuros de gasolina suben un 1,7% y otro tanto los del gasoil.

Por el otro, el cierre de un oleoducto en el mar del Norte se ha revelado como el último aliado para un petróleo que no hace sino subir. El Brent ha llegado a subir cerca de un 2%, acumulando un alza del 7% en las dos últimas jornadas y pulverizando máximos de junio de 2015, los 65 dólares.

Una grieta ha obligado al cierre del oleoducto Forties Pipeline, una de las principales líneas europeas, en Aberdeenshire (Escocia), y permanecerá bloqueada durante al menos dos semanas.  El oleoducto, ubicado en la zona donde se extrae el petróleo Brent, de referencia en Europa, tiene una capacidad de 450.000 barriles al día, transporta cerca del 40% del crudo del Mar del Norte. El cierre ha llevado al Brent a registrar su mayor diferencial con el petróleo de referencia en Estados Unidos, el Texas (WTI), hasta máximos de octubre. El crudo de referencia en EE UU sube un 0,6% hasta los 58 dólares.

La noticia ha llevado a Shell a anunciar la suspensión de operaciones en dos de sus plataformas en la zona, Shearwater y Nelson, ante el cierre del oleoducto. 

El petróleo acumula una subida de un 46% desde los mínimos del año que marcó en junio. Los últimos informes de la Agencia Internacional de la Energía en los que por primera vez apuntan a un equilibrio entre la oferta y la demanda de petróleo. La demanda mejora al ritmo que repunta la economía global. Y la demanda cae después de que los países de la OPEP más otros externos como Rusia pactasen en noviembre del año pasado reducir la producción de petróleo en 1,8 millones de barriles al día.

Desde la vuelta de verano, el mercado del petróleo ha ido reaccionando a determinadas señales externas, lo que es visto por los analistas como un indicio positivo para el mercado. Por ejemplo, el paso de los huracanes por el sur de Estados Unidos o las tensiones en el Kurdistan.

También contribuyen a las alzas las previsiones de los expertos de que los inventarios de crudo en EE UU volverán a caer esta semana (los datos se dan a conocer el miércoles). Una repentina subida de este dato la semana anterior amenazó con evaporar parte de las ganancias del crudo en los últimos meses, pero el petróleo consiguió cerrar la semana prácticamente como la empezó.

Las alzas en las materias primas han apoyado las subidas en los valores más ligados al sector energético en la jornada. Las petroleras Shell, Total y BP avanzan en torno a un punto cada una. En España, Repsol suma en torno al 0,13%. En lo que va de año, el índice Stoxx 600 sobre el sector de las petroleras cede un 1%.

Normas