Arabia Saudí desea que suba el precio del petróleo... pero sin pasarse

Hasta el momento el control sobre la producción de crudo por parte de la OPEP ha mermado los inventarios y elevado los precios

Un trabajador cruza una plataforma de la petrolera Aramco, en Arabia Saudí.
Un trabajador cruza una plataforma de la petrolera Aramco, en Arabia Saudí.

Arabia Saudí necesita que funcionen los recortes de la OPEP, pero no que lo hagan demasiado bien. El cártel del petróleo acordó el jueves extender hasta finales de 2018 los recortes de producción. Hasta ahora, el control ha mermado los inventarios y elevado los precios. Los recortes adicionales no impulsarán los precios hasta el punto de equilibrio para los presupuestos de Riad. Por otra parte, le dan al joven príncipe heredero saudí una razón para continuar con las reformas.

Ha sido necesario un tiempo para ver los efectos de los recortes, que comenzaron hace apenas un año, en las cuentas. En octubre, ayudados por la saludable demanda de petróleo, los inventarios comerciales de los países de la OCDE habían caído a solo 140 millones de barriles más que la media móvil de los últimos cinco años, y habían agotado más de la mitad del exceso de producción anterior. Los recortes han ayudado a impulsar los precios del Brent más del 10% este año.

A su vez, Arabia Saudí se ha vuelto más disciplinada con su gasto. El reino obtiene la mayor parte de sus ingresos petroleros de los impuestos de la petrolera estatal Aramco. El recorte de la tasa impositiva de la compañía antes de su oferta pública de venta podría reducir el botín del Estado, pero hasta ahora, las finanzas de Riad están yendo en la buena dirección. El FMI dice que el punto de equilibrio fiscal del país caerá casi un cuarto en 2017 desde el año pasado, hasta los 73,10 dólares por barril.

La restricción de la OPEP podría impulsar más los precios a corto plazo, pero eso ayuda a la financiación del país solo hasta cierto punto. La producción de shale de EE UU está compensando en parte la reducción de la OPEP, y mantendrá los precios del crudo bajo control el próximo año. Eso podría llevar a algunos miembros del cártel a cuestionar el punto adecuado de producción.

Esto encaja en la narrativa del príncipe heredero Bin Salman, que apuesta por reducir la dependencia de la economía saudí del petróleo. Un aumento prolongado, ni demasiado rápido ni demasiado lento, de los precios del crudo le da el poder y el tiempo necesario para hacer más.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Natalia P. Otero, es responsabilidad de CincoDías.

Normas