11 fotos

10 gráficos para preocuparse seriamente por la pensión pública

La caída de la natalidad, el aumento incesante de la esperanza de vida y los bajos niveles de cotización a la Seguridad Social por parte de los jóvenes van a provocar importantes caídas en las pensiones.

  • 1La pensión pública más generosa España tiene las pensiones públicas más altas de Europa, cuando se comparan con el salario previo a la edad de jubilación. De media, los pensionistas cobran el 82% del sueldo, mientras que en Francia es el 55,4% y en Reino Unido del 21,6%. La media de los países de la OCDE es del 41,3%.
  • 2Pensiones crecientes La pensiones no han dejado de crecer durante la crisis, porque quienes se jubilan ahora han cotizado más años y con mejores sueldos que los actuales jubilados. En 2007 la pensión media era de 679 euros, frente a los 925 euros de 2017 (+36%). Este aumento se nota en los pagos mensuales que realiza la Seguridad Social, que han pasado de 5.658 millones en 2007 a 8.831 millones en 2017 (+56%).
  • 3Hucha agotada El constante aumento del gasto en pensiones por parte de la Seguridad Social ha esquilmado el fondo de reserva, una hucha que se creó en tiempos de bonanza. Actualmente mantiene 11.602 millones de euros, "pero es algo testimonial, porque el Estado está prestando dinero a este fondo", explica Antonio Fernández Vera, presidente de Renta 4 Gestión.
  • 4Cotizaciones insuficientes Se considera que el nivel óptimo de trabajadores frente a pensionistas es de 2,5. Si hay una proporción menor de cotizantes las cuentas de la Seguridad Social se empiezan a deteriorar. A día de hoy, la tasa de cobertura de la Seguridad Social es de 1,82. Si se tienen en cuenta también los parados que reciben una prestación, la tasa cae a 1,48. Es decir, por cada 148 personas que están cotizando hay 100 que están cobrando el paro o una pensión.
  • 5Déficit estructural Las pensiones actuales se pagan con las aportaciones que realizan cada año los trabajadores. Es un sistema de reparto. Sin embargo, presenta un déficit estructural difícil de solventar. Las previsiones para los próximos años -que ya de por sí son muy optimistas de acuerdo con la mayoría de expertos- apuntan a que los números rojos se mantendrán.
  • 6Menor población La sostenibilidad del modelo de pensiones es muy dependiente de la demografía. Y en España este factor juega en contra. Las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntan que para el año 2050 la población española habrá caído a 41 millones, frente a los 47 millones actuales.
  • 7Adios pirámide La estructura demográfica española cada vez se parece menos a una pirámide, en la que los niños y jóvenes están en la base y son un colectivo mucho mayor que el de los ancianos. En la actualidad, los grupos de población más numersos son los de treintañeros y cuarentones. En 2064 la franja de edad más numerosa será la de personas entre 80 y 89 años.
  • 8Envejecimiento Las bajas tasas de natalidad y el incesante aumento de la esperanza de vida van a provocar que para 2050 España sea el segundo país del mundo con mayor proporción de mayores de 65 años (el 34,4% del total de población), solo por detrás de Japón. Una carga extra para la Seguridad Social. Este factor también va a provocar un encarecimiento de los gastos médicos y del seguro de dependencia.
  • 9Centenarios La esperanza de vida creciente va a hacer que los mayores de 80 años lleguen a representar más del 15% de la población. Desde la edad de jubilación, las personas pasarán más de 25 años cobrando una pensión pública, lo que introducirá más presión en el sistema. Hace dos décadas lo normal era sobrevivir solo 10 años tras la edad de retiro.
  • 10Cómo será la futura pensión Las dos reformas introducidas en el sistema de pensiones públicas (en 2011 y 2013) van a provocar una paulatina corrección del importe que se va a cobrar. Tanto el índice de revalorización de las pensiones como el factor de sostenibilidad van a provocar una caída de la pensión pública. Con las estimaciones actulaes, una persona con un salario de 80.000 euros brutos anuales cobrará en 2025 cuando se jubile una pensión equivalente al 35% de su último sueldo, de acuerdo con cálculos de Renta 4.