Distrito 41

Jorge Juan se renueva: nace ‘Distrito 41’ para dar nuevos aires a Madrid

La asociación cambia de nombre y se abre a nuevas calles del Barrio Salamanca

Espera pasar de 30 a 50 socios en los dos primeros meses

La madrileña calle Jorge Juan, una de las referencias de la ciudad en moda, comercio, hoteles y gastronomía, se renueva. La Asociación de Comerciantes de la Calle Jorge Juan de Madrid, creada hace algo más de nueve años para aunar el esfuerzo de muchos de los comerciantes que querían dinamizar e impulsar la zona, ha presentado hoy el nuevo proyecto. Nace Distrito 41, una nueva asociación, de mayor tamaño y alcance, que tratará de implicar a todos los agentes comerciales ya no solo de Jorge Juan, sino de toda la zona ubicada entre Ortega y Gasset y la calle Alcalá -de norte a sur- y desde Serrano a la calle Velázquez, -de oeste a este-.

La nueva asociación tiene la intención de "dinamizar permanentemente sus calles", ha explicado hoy su presidente, Clemente Gómez de Zamora, en el acto de presentación celebrado en el Hotel Wellington de Madrid. Para ello, ya se han puesto en marcha las primeras iniciativas, entre las que se encuentra una revista cuyo primer número ya ha salido a la luz, con un segundo número pensado para marzo, y una aplicación que se lanzará en los próximos meses, a comienzos de la primavera, y que conectará al usuario con los establecimientos del citado perímetro. "Cuando alguien pise estas calles, recibirá en su móvil la información de las tiendas y restaurantes, y se le recomendarán actividades, ofertas y descuentos", ha precisado Gómez de Zamora.

Los impulsores del proyecto son conscientes del riesgo que supone abandonar el nombre de Jorge Juan, ya de sobra conocido entre los turistas, tanto nacionales como internacionales, que visitan Madrid en busca de un "lujo asequible", según ha precisado el presidente. Pero merece la pena intentarlo, y así imitar las iniciativas que se han llevado a cabo en las ciudades más visitadas del mundo, que han hecho de sus distritos y calles comerciales su punta de lanza.

Cuando nació la Zona Jorge Juan, su objetivo era "lograr una mayor fidelización tanto del cliente nacional como el del turista que visita la ciudad de Madrid". Detrás de esta idea se encontraba un grupo de empresarios que han apostado por impulsar una asociación que "beneficie y ofrezca un valor añadido de calidad a la capital". A día de hoy, ya son 30 los socios que conforman el grupo, y esperan sumar hasta 20 más en los próximos dos meses. Para ello, reconoce Gómez de Zamora, no tendrán más remedio que profesionalizarse un poco más, "porque es cierto que ahora somos como un grupo de amigos", entre los que se encuentran nombres como Sandro Silva, propietario del grupo Paraguas, Julio Moreno, de pastelerías Mallorca, o él mismo, creador de una de las más destacadas empresas españolas de distribución de marcas internacionales de moda.

En todo este periplo, tanto para bien como para mal, ha tenido un papel protagonista el Ayuntamiento de Madrid, que con sus más y sus menos, ha contribuido a todo este cambio. "Jorge Juan, ahora Distrito 41, se ha convertido en el enclave con más encanto de la capital", ha asegurado la directora general de comercio del Ayuntamiento, Concha Díaz de Villegas, poniendo como ejemplo varias celebraciones tales como el mercado de las Flores en primavera, la fiesta de la noche de la moda masculina del día de San Juan y otras tantas que han convertido esta zona en un referente del universo del lujo.

Pero este no ha sido un camino fácil, han reconocido los impulsores de Distrito 41, que han adoptado el nombre que la zona tiene en los planos de Madrid. En todo este tiempo "hemos sufrido problemas y dificultades, ya que el éxito trae envidias y conflictos", ha recordado Gómez de Zamora, refiriéndose a la obligación de eliminar el servicio de aparcacoches de los restaurantes o al cierre de las terrazas del callejón de la calle, que no terminaban de gustar a todos los vecinos de la zona. "Pero la calle no es nuestra, también es de quienes viven y pasean por ella, y hay que llegar a acuerdos", ha matizado.

Aún queda camino por recorrer. "Se debería pedir que la zona de Jorge Juan se declare lugar de interés turístico. La locomotora de Madrid es el turismo y tenemos que mirarla sin ningún tipo de complejo", ha asegurado Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial. "Jorge Juan es un atractivo de Madrid y tenemos que protegerlo", ha zanjado, no sin recordar otros puntos que a su juicio no pueden retrasarse por más tiempo, como es la implantación de una tasa turística en la Comunidad de Madrid, para poder competir realmente en el mercado frente a ciudades que sí la tienen, como Berlín o París.

Normas
Entra en EL PAÍS