Economía asume que la reforma hipotecaria bastará para cumplir con la directiva de la UE

Regulará parte del contenido vía reglamento porque son más sencillos de modificar

Confía en evitar la multa comunitaria porque esta es por “falta absoluta de trasposición”

Reforma hipotecaria
El ministro de Economía, Luis de Guindos.

El Ministerio de Economía considera que el proyecto de ley de reforma hipotecaria que tramita el Parlamento bastará para adaptar la directiva europea en la materia que España debió trasponer antes de abril de 2016.

Aunque parte de la letra pequeña de la norma se deja para la reglamentación posterior, como criticó el Consejo de Estado en su informe sobre la norma, fuentes del Ministerio explican que una vez aprobada la ley se evitará la multa comunitaria que España afronta por su retraso dado que la sanción “se impone por la falta absoluta de trasposición”. La multa se elevaría a 106.000 euros diarios si el Tribunal de Justicia de la UE da la razón a Bruselas antes de aprobación de la ley.

“El proyecto de ley recoge las líneas generales de la directiva sobre crédito hipotecario, dejando ciertas cuestiones de detalle al desarrollo reglamentario”, explican desde Economía matizando que “la directiva no impone que [la trasposición] se haga en normas con rango de ley”. Así, avanza el departamento liderado por Luis de Guindos, la adaptación de la legislación española se completará “con varios instrumentos normativos (ley, real decreto y orden ministerial)”.

Así, tanto en el caso de la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN) que la banca debe facilitar al cliente para que pueda comparar su oferta hipotecaria con facilidad, como en la regulación de la Tasa Anual Equivalente (TAE), aspectos fundamentales que el Consejo de Estado denunció que deben estar en el cuerpo de la ley, el Ministerio “considera más adecuado que su trasposición a nuestro ordenamiento nacional se realice mediante un instrumento normativo flexible”. El argumento es que el procedimiento para modificar un reglamento es más rápido y sencillo” que cambiar la ley.

Ocurre igual con los requisitos de formación de los banqueros; la información sobre la variación de tipos que debe dar el banco al cliente o la iniciativa local de crear una hipoteca estándar.

Economía defiende que el resto de aspectos clave están suficientemente planteados en el cuerpo de la norma, aunque estén sujetos a matices reglamentarios.

Normas