El Ibex vuelve a las andadas tras el espejismo de rebote del jueves

La moneda única toca los 1,18 dólares y extiende el rojo por Europa

El selectivo cae un 0,81% en la semana, pero mantiene los 10.000 puntos

ibex 35 Ampliar foto

El Ibex termina la semana con el intento de rebote del Ibex diluido cual azucarillo. Hasta el martes el índice igualaba su peor racha histórica, pero el miércoles y el jueves consiguió cerrar al alza. La alegría ha durado poco y el alza del euro ha vuelto a hacer al Ibex coquetear con los 10.000 puntos. Una cota que recuperó el miércoles, pero que no le ha impedido cerrar la semana con una caída del 0,81% tras ceder este viernes un 0,78%.

La divisa comunitaria cotiza con una renovada fortaleza después de cotizar en mínimos de julio. Se intercambia a 1,18 dólar, ante las dudas de que Donald Trump no consiga sacar adelante este mes su reforma fiscal. De nada ha servido para templar la caída del dólar que el presidente consiguiese el jueves la luz verde del Congreso a su plan de impuestos. Es en el Senado donde están puestos todos los ojos por la división en el propio Partido Republicano, donde una facción apuesta por retrasar la aplicación de los nuevos tributos hasta 2019.

IBEX 35 8.459,40 -2,89%

Así pues, los inversores no se quitan de encima la incertidumbre: tras las ganancias acumuladas en los últimos meses (más en otros índices que en el Ibex), la incógnita está en saber si los niveles alcanzados están justificados. De cerrar en este entorno, el índice de la Bolsa española finalizará la semana en tablas. Además, según el departamento de análisis de Bankinter, "llegan los cazadores de gangas a la Bolsa". Hay que tener en cuenta también que hoy es una sesión en la que vencen en la Bolsa española los contratos de derivados mensuales, lo que siempre incrementa la volatilidad del contado.

La fortaleza del euro ha cortado en seco el rally de otras Bolsas europeas, que a diferencia de la española, se preciaban en octubre de pulverizar uno a uno máximos del año. "La debilidad que está mostrando el dólar en relación a las principales divisas, en especial en relación al euro, podría terminar pesando, no obstante, en el comportamiento de la renta variable europea, sobre todo en los valores más exportadores", apuntan en Link Securities. En Macro

También ha pesado sobre la evolución de las Bolsas la inestabilidad en el mercado de materias primas. Fundamentalmente, en los metales, especialmente castigados tras presentar China unos datos de inversión peores a lo esperado. Algo que ha penalizado especialmente a Arcelor Mittal hasta colocarla como peor valor de la semana al caer más de un 6%.

Los descensos fueron más moderados para el crudo. Inició la semana con una corrección, que terminó según Arabia Saudí daba muestras de buscar un acuerdo en la próxima cumbre de la OPEP de noviembre. El Brent subió el viernes más de un 2% y superó los 62 dólares.  Sin embargo, otros factores hicieron que los valores españoles más ligados al precio del petróleo no se aprovechasen de este repunte. Repsol ha retrocedido en torno al 6% esta semana, más penalizado por situación en Venezuela. La petrolera es el valor del Ibex más expuesto al país caribeño, donde el Gobierno trata de negociar con los acreedores una reestructuración de la deuda, pese al bloqueo total decretado por Estados Unidos.

Tecnicas Reunidas ha avanzado casi el 3%. En este caso rebota después de presentar un profit warning el viernes pasado y de desplomarse en Bolsa ese mismo día un 17%. Goldman Sachs, eso sí, modificó esta semana el consejo sobre el valor de comprar a neutral. Más han subido en la semana Acciona y Mediaset, que han avanzado más del 4%. A la primera le favorece la adjudicación de nuevos contratos en Mexico y Kenia. El caso de la segunda es más paradigmático, puesto que cotiza al alza después de que Berenger y Kepler Cheveaux recortasen su precio objetivo que se sitúa, eso sí, por encima de su valor de cotización. En la sesión del viernes, el valor más penalizado del Ibex ha sido Inditex, que ha caído un 1,65% después de que Berenger aconseje vender.

Los bancos, por su parte, navegan entre las dudas no solo por el efecto en las entidades catalanas de la crisis de Cataluña, sino por el reto, compartido con el resto de los bancos europeos, de mejorar márgenes y niveles de rentabilidad. El retraso de las expectativas de subidas de tipos por parte del BCE presiona aún más a las entidades. Han cerrado la semana con signo mixto. Mientras que CaixaBank y Bankinter han subido más de un 1%, Santander, Bankia y Sabadell han cotizado a la baja.

La atención en estas sesiones estaba en sendas comparecencias del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. El viernes el banquero italiano defendió la política monetaria expansiva frente a los que le acusan de dañar a los bancos. Antes compereció junto a sus homólogos de la Reserva Federal, Janet Yellen, el del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, y el del Banco de Inglaterra, Mark Carney, defendió la necesidad de los bancos centrales de tutorizar el proceso de retirada de los estímulos.

Algo que ha provocado que la rentabilidad del bund alemán cayese en la semana del 0,42% al 0,36%. La prima de riesgo, paralelamente, ha subido hasta los 118 puntos básicos y ha vuelto a los niveles de la crisis catalana. Mientras, en el caso de la deuda española se mantiene plana en el entorno del 1,55%.

Normas
Entra en El País para participar