ACS mantiene previsiones
Marcelino Fernández Verdes, consejero delegado de ACS.

ACS resalta su fortaleza financiera en plena ofensiva por Abertis

Mantiene el objetivo de alza del 10% en las ventas y el beneficio de 2017

Fernández Verdes destaca el ajuste de la deuda y el rendimiento de Hochtief

El consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, ha ratificado ante analistas e inversores los objetivos de cierre del ejercicio 2017: incrementar un mínimo del 10% la facturación y elevar entre un 8% y un 10% el beneficio en términos comparables. El número dos de la compañía ha eludido esta mañana ofrecer detalles sobre la opa competidora por Abertis, que busca aún la autorización de la CNMV. Días atrás, el otro gigante en liza, Atlantia, simplemente se abrió a una posible modificación de su primera oferta por la concesionaria por el hecho de haber sido aprobado tanto su dividendo como el de Abertis.

 “Tenemos buena posición para crecer y afrontar las nuevas oportunidades que surgirán en los próximos años”, ha afirmado el consejero delegado durante la explicación de los resultados al cierre del tercer trimestre, que habían sido adelantados en la tarde de ayer lunes. Fernández Verdes apenas se ha apartado del guión que marcaba el informe remitido a la CNMV y entre los participantes en la conferencia de analistas no ha habido ni una sola pregunta.

El número dos del grupo ha eludido esta mañana ofrecer detalles sobre la opa competidora por Abertis

Con las cuentas ya digeridas y escuchados los argumentos de la dirección, ACS se ha dejado un 1,27% de su valor en Bolsa, cerrando en 32,58 euros por título.

El ejecutivo resaltó una gestión “rigurosa” del capital circulante, calificó de “sólidas” las operaciones del grupo, así como su posición financiera. Tras un nuevo recorte de deuda por 239 millones en el tercer trimestre (1.300 millones de rebaja en el año móvil), el endeudamiento neto cierra el periodo en 1.416 millones, lo que arroja un ratio de 0,6 veces el ebitda. A septiembre de 2014, el mismo ratio de apalancamiento era de 2,3 veces.

ACS 32,77 -1,18%

La compañía que preside Florentino Pérez ha obtenido un beneficio de 603 millones de euros en los tres primeros trimestres, lo que supone un avance del 5,8% respecto al mismo periodo de 2016. Pese a desconsolidar la filial de servicios Urbaser desde diciembre del año pasado, venta que sirvió para el tijeretazo a la deuda, la mayor aportación de las filiales Hochtief y Cimic ha servido de soporte al resultado neto. La germana suma 217 millones, un 35% por encima del beneficio que aportó a ACS en los primeros nueve meses de 2016.

El principal negocio de ACS, el de construcción, ofrece 19.775 millones de los 25.758 millones de euros facturados, con un incremento del 13% hasta septiembre. Las dos grandes patas del negocio: Dragados y Hochtief elevan sus ventas un 6% y un 15%, respectivamente, hasta cosechar 3.175 millones la filial española y 16.534 millones de euros la alemana.

Normas
Entra en EL PAÍS