Banderas y logo de Ikea.
Banderas y logo de Ikea. Reuters

La facturación de Ikea en España crece hasta 1.466 millones al cierre del último ejercicio

La plantilla aumentó en un año en 518 puestos y alcanzó los 8.676 empleados

Las ventas de la multinacional sueca crecen en todos sus mercados españoles

La facturación de Ikea en España creció un 5,9% hasta 1.466 millones de euros al cierre de su ejercicio fiscal, entre el 1 de septiembre de 2016 y el 31 de agosto de este año, según ha informado este martes la compañía. En el mismo período, la plantilla aumentó en 518 puestos y alcanzó los 8.676 empleados; se trata del cuarto año consecutivo de incremento.

Las ventas de la multinacional sueca han crecido en todos sus mercados españoles. Cataluña lidera la facturación (356 millones de euros), seguida de Madrid (342,6 millones); Andalucía (257,4 millones); levante, que aglutina Murcia y Valencia (212,4 millones); noroeste, con A Coruña y Asturias (103,9 millones); norte, que incluye Baracaldo y Pamplona, (98 millones); y central, Zaragoza y Valladolid, (95,7 millones).

Desde la compañía han explicado que, desde este último ejercicio fiscal, se han empezado a contabilizar las ventas por servicios, que incluyen transporte, instalación y montaje.

"Este ha sido un año de grandes retos, con el lanzamiento de nuestra compra online, una clara apuesta por la transformación digital y un nuevo rumbo que nos lleva a acercarnos al centro de las ciudades", ha resaltado el director general de Ikea Ibérica, Tolga Öncu.

Nuevas ubicaciones

La compañía ha ratificado que abrirá en 2020 una nueva tienda en Almería con una inversión superior a los 65 millones de euros y 800 nuevos empleos (300 de ellos directos). En mayo de 2018, inaugurará un nuevo centro de atención al cliente.

Asimismo, fuentes de la compañía han explicado que hay interés por abrir tiendas durante los próximos años en Alicante, Gerona, Granada, Pamplona, Tarragona y Vigo

La firma está inmersa en un proceso de transformación digital que supone el paso de un modelo de tiendas tradicionales a un modelo de omnicanalidad, con tiendas en el centro de las ciudades, pick up points y compra online.

El objetivo final, asegura una fuente de la firma, es que el 80% de la población en España tenga una tienda Ikea a menos de una hora en coche.

Normas
Entra en EL PAÍS