Distribución

Ikea abrirá en el centro de Madrid y Barcelona por unos días

La compañía sueca Ikea avanzó ayer su primera incursión en el centro de una ciudad en España. En concreto, ha elegido Madrid y Barcelona como las primeras capitales en cuyo casco urbano instalará tiendas. Sin embargo, estas aperturas serán solo temporales, ya que permanecerán en funcionamiento únicamente 10 días.

La tienda madrileña, que abrirá del 21 al 30 de este mes, se situará en pleno Rastro, en la calle San Cayetano. Por su lado, el establecimiento barcelonés estará en el barrio del Born, en la calle Comerç. Sendos comercios permanecerán abiertos de 10 de la mañana a 9 de la noche. Si bien se trata de establecimientos con una vida limitada, supone el primer paso de un plan que tenía la compañía sueca en la mesa desde hace al menos tres años. Entonces, el grupo de distribución aseguró que buscaba tiendas más pequeñas que las habituales pero situadas en el centro de las ciudades.

Ninguna de las dos nuevas tiendas tendrá espacio para mobiliario, debido a las características del establecimiento, según aseguró ayer la compañía en la presentación de un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid sobre el impacto que ha tenido el grupo sueco en España en sus primeras dos décadas de presencia.

En este sentido, el grupo aseguró que se venderían objetos “exclusivos que no están a la venta en ninguna tienda de Ikea en la península y que hacen homenaje a la tradición sueca”. Así, se venderá la colección Björknäs, compuesta por productos de menaje inspirados en la vida rural, y fabricados con materiales típicos de la tradición sueca como la madera de abedul o el vidrio. La otra gama, Helighet, está destinada a la decoración para hogar.

Precisamente coincidiendo con este aniversario -la primera tienda se abrió en Alcorcón en 1996- el grupo nórdico ha realizado este anuncio. En estas dos décadas, la empresa ha alcanzado los 16 establecimientos, en los que ha recibido 400 millones de visitas. Pero en estos veinte años el consumo ha cambiado y la empresa se encuentra buscando nuevos formatos de venta.

Así, es un nuevo paso, no solo en su acercamiento al centro, sino en la política de omnicanalidad. Así, la empresa intenta adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, que afectan también a las ubicaciones. Precisamente eeste campo, la compañía anunció a mediados del mes pasado que iba a comenzar en España con las pruebas de comercio electrónico. El nuevo servicio, denominado Compra online versión 1.0, ofrece la posibilidad de enviar el pedido el domicilio, con un precio que varía en función de la zona o del importe entre los 55 euros y 283 euros. La oferta completa al actual Click and collect que permite recoger el pedido en la tienda seleccionada o en el punto de entrega Ikea con un coste de 16 o 21 euros, respectivamente.

Además, en este acercamiento al centro de la ciudad, Ikea se une a otras cadenas de distribución que en su origen estaban situadas en centros comerciales de extrarradio que en los últimos tiempos se están aproximando a nuevas localizaciones más urbanas. Es el caso de Media Markt, que prepara una tienda junto a la Gran Vía Madrileña, donde también se instaló Primark, otro distribuidor que ha dado el paso hacia la ciudad. Decathlon es otra de las compañías que dio el paso.

Normas