Un fondo holandés adquiere la bodega de cava Juvé & Camps por 80 millones

El contrato de compraventa de la empresa familiar fue firmado a finales de octubre

Primera operación de un inversor extranjero en Cataluña en medio de la crisis política

Instalaciones y viñedos de Juvé & Camps.
Instalaciones y viñedos de Juvé & Camps.

La empresa familiar Juvé & Camps ha sido adquirida por un fondo holandés que ha pagado alrededor de 80 millones por la bodega, fundada hace más de 200 años. Con la cuarta generación al frente de la gestión, la compañía factura unos 25 millones al año y es un referente en la elaboración de espumosos de gama alta de la Denominación de Origen (DO) Cava. En 2016 elaboró 2,7 millones de botellas de cava y otras 600.000 de vino con la DO Penedés.

El acuerdo sobre la operación fue alcanzado a finales del mes pasado y ambas partes han suscrito un contrato de compraventa. Juvé & Camps está presidida por Joan Juvé y su hija Meritxell Juvé es consejera delegada.

Con sede en la localidad catalana de Sant Sadurní d’Anoia, el grupo cuenta con 450 hectáreas en propiedad, 270 de ellas destinadas a la producción de uvas con certificación ecológica.
Joan Juvé apostó hace años por la exportación, donde ahora obtiene cerca del 19% de las ventas. Su principal mercado en el exterior es Estados Unidos, que concentra el 25% de la facturación internacional de la empresa catalana. También vende sus espumosos en Suiza, Noruega, Canadá, Perú, Japón y República Dominicana, entre otros países. A nivel nacional, Cataluña capta el 41% de las ventas.

La venta de la compañía no se ha visto afectada por la crisis política desencadena por el Govern cesado. Además, las negociaciones ya estaban muy avanzadas antes de que el conflicto se disparara.

Es una operación de distinto signo a lo acontecido hasta ahora, puesto que mientras que miles de compañías trasladan su sede fuera de la comunidad autónoma, un inversor extranjero decide apostar por una empresa local, el primero que lo hace en plena convulsión política.

Juvé & Camps fue fundada en 1796 por el viticultor Joan Juvé Mir. Luego tomó el relevo su hijo Antoni Juvé, que tuvo que hacer frente a un brote de filoxera que puso en peligro las cepas. La primera botella de cava elaborada por la compañía data de 1921.

En los años cuarenta del siglo pasado, los hermanos José y Juan Juvé Camps asumieron la gestión y en la década de los sesenta entró en la dirección la tercera generación, con el liderazgo de Joan Juvé, que atesora más de medio siglo de experiencia en el negocio del cava.

De su gama de espumosos, los más conocidos son Gran Juvé & Camps y La Capella, entre otros. También elabora vinos blancos, como Miranda d’ Espiells, rosados y tintos. Los cavas representan el 80% de las ventas y el resto procede de la comercialización de vinos.

La finca más grande del grupo, la de Espiells, cuenta con una superficie de 200 hectáreas y una bodega anexa. Estas instalaciones, ubicadas a cinco kilómetros de Sant Sadurní d’Anoia, son unas de las más importantes del sector del cava. Cuentan con una nave de barricas de roble francés y americano.

Antes de Navidad

La próxima campaña de Navidad volverá a ser clave para el sector del cava, por el gran consumo de espumosos durante estas fiestas. Algunas bodegas temen que la crisis política en Cataluña pueda afectar a las ventas por las campañas de boicot de diversos colectivos, aunque hay un clamor a favor del consumo de productos catalanes para evitar los daños que puedan causar a las empresas de esta comunidad y a sus proveedores de toda España. Los viñedos del Penedés cuentan con el abrigo de Montserrat, que les protege de los vientos del norte.

Normas