El Banco de Inglaterra sube tipos por primera vez en una década

Los eleva al 0,5% ante el riesgo de recalentamiento de la economía por la inflación

Avanza que futuras subidas de tipos serán a un ritmo gradual y limitado

banco de inglaterra

El Banco de Inglaterra ha decidido hoy subir los tipos de interés en Reino Unido al 0,5%, en el primer encarecimiento del precio del dinero en una década. Es la respuesta al recalentamiento de la economía británica que ha provocado el brexit, con una tasa de inflación del 3% en septiembre, en máximos de los últimos cinco años, y un desempleo en mínimos de más de cuatro décadas.

La subida de tipos ha quedado aprobada por 7 votos a favor, incluyendo el gobernador Mark Carney, y 2 en contra, si bien ha habido unanimidad en mantener las compras de deuda soberana en 435.000 millones de libras y las de deuda corporativa en 10.000 millones.El Banco de Inglaterra ha avanzado que sus previsiones económicas se basan en las expectativas de mercado de dos subidas de tipos más, de 25 puntos básicos cada una, en el período de tres años e insiste en que será "a un ritmo gradual y de alcance limitado". 

El Banco de Inglaterra prevé que la inflación suba al 3,2% en octubre y se sitúe en el 2,15% en un plazo de tres años. Su estimación es también de un crecimiento del PIB del 1,6% este año, una décima menos de lo previsto en agosto, del 1,6% en 2018 y del 1,7% en 2019 y 2020. 

La decisión de subir tipos está motivada especialmente por el alza de precios que ha acelerado la intensa depreciación de la libra, una de las consecuencias más evidentes de la decisión aprobada en referéndum por los británicos en junio de 2016 de separarse de la Unión Europea. En paralelo al alza de precios, el brexit ha provocado también la ralentización del crecimiento económico, que crece al menor ritmo de los últimos cuatro años. "El brexit sigue teniendo un impacto destacado en las previsiones económicas", reconoce el Banco de Inglaterra, que aun así prevé una transición tranquila hacia la nueva relación comercial de Reino Unido con la UE. 

La libra ha reaccionado con fuertes caídas a la decisión del Banco de Inglaterra de elevar los tipos de interés al 0,5% y se deprecia frente al dólar a los 1,31 dólares. Sufre además su mayor caída diaria frente al euro en más de tres meses, hasta los 89 peniques por cada divisa europea. El mensaje de la institución sugiere que las alzas de tipos serán muy medidas, en contra de la apreciación de la divisa.

"El movimiento de hoy del Banco de Inglaterra puede describirse como una débil subida”, señala Anthony Doyle, director de inversiones del equipo de renta fija de M&G, para quien resulta difícil justificar un alza de tipos vista la creciente incertidumbre que rodea al brexit y el escaso progreso en las negociaciones entre Reino Unido y la UE.

El impacto del brexit sobre el crecimiento y la inversión ya provocó en agosto del pasado año la decisión del Banco de Inglaterra de bajar los tipos de interés del 0,5%, nivel al que se habían mantenido sin cambios desde marzo de 2009, al 0,25%. El banco central recorre ahora el camino inverso y materializa las advertencias que ya lanzó meses atrás, cuando avisó que el alza de los precios podría provocar el alza de tipos.

El Banco de Inglaterra se suma al endurecimiento de los estímulos monetarios emprendido por la Reserva Federal y el BCE, aunque sus motivaciones estén directamente conectadas con el impacto económico del brexit y no tanto con un proceso de normalización de la política monetaria tras años de intensos estímulos. 

Normas