¿Por qué hay 80.000 autónomos de alta sin trabajar?

UPTA denuncia la existencia de empresarios que cotiza sin tener ingresos para evitar que descienda su pensión por jubilación

jubilación autónomos

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2017 que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que los autónomos dados de alta en la Seguridad Social son 3.218.814, cifra que no se corresponden con los 3.136.200 trabajadores por cuenta propia que han desarrollado su actividad entre julio y septiembre. ¿A qué se debe este baile de números? Según denuncian desde la Unión de Profesionales de Trabajadores Autónomos (UPTA), tiene que ver con una triste realidad, y es que existen afiliados “que únicamente están en el sistema esperando a complementar sus carreras de cotización para llegar a la jubilación sin mermar sus ingresos”, denuncian.

Son micropymes que abonan sus cuotas de autónomos aunque no facturen para que, al menos, se mantenga la jubilación que el día de mañana persiguen conseguir. Y eso que la cuantía de las mismas actualmente está fijada en 710,4 euros, “una miseria” como viene denunciando la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE). El organismo que advierte que un pensionista en España que haya sido la mayor parte de su vida laboral emprendedor, apenas puede vivir en el panorama económico, dado que el índice de inflación, es decir el incremento del coste de los productos básicos anualmente, ronda el 2%. La pensión de los autónomos es, de media, un 45% inferior a la de los trabajadores que han cotizado por cuenta ajena.

Jubilación anticipada, ¿en qué casos?

Los empleados por cuenta ajena tienen el derecho de acogerse a la jubilación anticipada, aunque deben cumplir una serie de requisitos: haber cotizado como mínimo 36 años; tener dos años menos de la edad legal de jubilación, 65 en estos momentos, y justificar que, al menos, dos años de la cotización han sido trabajados dentro de los quince inmediatamente anteriores al momento de solicitarla.

La posibilidad legal está ahí, pero a tenor de las cifras de la EPA, existe un porcentaje de trabajadores a los que no les cuadran estas cuentas, y prefieren seguir cotizando para evitar que merme su particular hucha de las pensiones. En opinión de la UPTA, para reducir el porcentaje de autónomos que padecen esta situación, debería ponerse en marcha el denominado Plan de Relevo Generacional; un programa basado en la posibilidad de que los autónomos pudieran acceder al cobro de su jubilación de manera anticipada, aunque manteniendo parte de su actividad durante 1 año, tiempo durante el que estarían ejerciendo de formadores en su especialidad a las nuevas generaciones del sector, promoviendo a su vez que los empleados más jóvenes adquiriesen conocimiento y experiencia.

Normas