La incertidumbre eleva un 39% la petición de liquidez de la banca al BCE

Las entidades han solicitado 5.310,7 millones de euros en la subasta semanal

La inquietud por Cataluña se suma a los cambios que se esperan del programa de compras

El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi REUTERS

Las subastas semanales de liquidez del BCE son un claro termómetro en el que apreciar las tensiones puntuales por las que atraviesa la banca de la zona euro. Las peticiones de financiación a siete días se han elevado en esta semana a los 5.310,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 39% respecto a la semana previa, según el dato de la subasta de hoy. Este aumento se explica en la incertidumbre que suscita la crisis política en Cataluña pero sobre todo, el próximo anuncio de reducción de las compras de deuda del BCE, que se espera de la reunión que el consejo de gobierno de la institución celebrará mañana.

El BCE ha comunicado que participaron 38 entidades de la zona euro en esta subasta de liquidez semanal, dos menos que la semana previa. Estas subastas se celebran desde octubre de 2008 y cubren completamente y sin límite alguno la demanda de liquidez de los bancos. La adjudicación se hace al tipo de interés de referencia, ahora en el 0%.

El aumento de liquidez solicitada en esta subasta semanal, por entidades de la zona euro cuya identidad se desconoce al ser peticiones ciegas, coincide con el esperado anuncio de reducción de compras de deuda mensuales del BCE, que han sido la decisión de política monetaria más ambiciosa de la institución que preside Mario Draghi y que ha consolidado un entorno de financiación barata para empresas y gobiernos. La banca ya disfruta de las líneas de liquidez, ahora gratuita, del BCE y llega incluso a cobrar por acudir a esas subastas, como ha sucedido con las líneas de liquidez TLTRO, condicionadas a la concesión de crédito.

La cuantía solicitada hoy, y que se adjudica mañana, queda lejos en todo caso de los 21.343 millones de euros solicitados hace dos semanas, en pleno estallido de la tensión política en Cataluña que provocó el traslado de las sedes de CaixaBank y Sabadell. Las peticiones de la semana siguiente cayeron a los 3.821 millones, lo que contribuye al incremento del 39% de la presente semana.

La petición de hace dos semanas queda en todo caso lejos de las cuantías superiores a los 30.000 millones de euros de las subastas a 7 días de comienzos de año y de finales de marzo, cuando las entidades observaban con temor la celebración de las elecciones presidenciales en Francia.

Normas