Seat paraliza el lanzamiento comercial de su nuevo modelo por la tensión en Cataluña

Retrasa el bautizo del nuevo modelo y la actividad de comunicación y márketing

Las marcas Alborán, Aranda, Avila y Tarraco eran las finalistas

independencia cataluña

El nombre del nuevo modelo de la automovilística Seat tendrá que esperar. La compañía ha paralizado su actividad de comunicación y marketing por motivo de la tensión independentista que se vive en Cataluña. Esto afectará al bautizo del nuevo SUV del fabricante.

En concreto, Seat debía informar antes del 15 de octubre del resultado de la encuesta pública que lanzó para la elección de la ciudad que diera nombre al automóvil. Sin embargo, ha retrasado el anuncio sin informar cuándo se producirá. Los cuatro finalistas en la encuesta en la que participaron 133.000 personas son Alborán, Aranda, Ávila y Tarraco.

La dirección del grupo ha decidido que al estar la actualidad marcada por el desafío independentista, el anuncio comercial del nuevo nombre no iba a tener el impacto de primer nivel esperado, según confirmaron fuentes de Seat. Era la primera vez que el nombre de un modelo de la compañía se elegía por decisión popular.

Sin embargo, las citadas fuentes recalcan que el retraso indefinido del anuncio, que afecta a otras actividades de mercadotecnia y de comunicación, no afecta a la producción del nuevo vehículo.

La compañía ya sufrió el impacto de la situación política cuando el pasado 3 de octubre, durante el paro convocado en protesta por la actuación policial del 1 de octubre, que provocó que se dejaran de fabricar 200 vehículos al no llegar algunas piezas a la factoría de Martorell. El fabricante aseguró el día 6 que precisa de un “entorno político estable que permita seguir invirtiendo para generar crecimiento y empleo”.

La compañía tiene previsto iniciar la fabricación y comercialización del nuevo SUV a lo largo del próximo año, por lo que considera que no urge realizar el anuncio y se puede esperar a encontrar una fecha que se adapte mejor a los objetivos de comunicación. El vehículo será producido en Alemania.

Por otro lado, la respuesta empresarial al conflicto catalán se sigue sucediendo y también ayer Codorníu anunció que su nueva sede se ubicará en Haro (La Rioja). La bodega catalana ya había informado hace días de su intención de dejar Cataluña, en función del desarrollo de los acontecimientos. Finalmente ha optado por desplazar la sede social a una comunidad donde ya tenía una notable presencia. El holding del grupo Codorníu Raventós, Unideco, es el primer accionista de Bodegas Riojanas, con el 93% del capital.

Según informó la compañía en un comunicado, esta decisión se ha tomado “ante la situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes”. Sin embargo, la estructura productiva y la plantilla se quedará en sus actuales condiciones, según aclaró el grupo. Su rival, Freixenet, tiene previsto debatir en la reunión del consejo de finales de mes su traslado, tal y como confirmó José Luis Bonet, su presidente.

Al anuncio de Codorníu se unió el del fabricante de baterías de coches TAB Spain, filial para España de la empresa eslovena TAB Batteries, quien anunció el traslado de su sede a las oficinas que tiene en la calle Lagasca de Madrid, “ante la incertidumbre en el panorama socio-político en las últimas semanas en Cataluña y debido a la inseguridad jurídica que ello genera”.

150 empresas salen de Cataluña al día

También las pymes. El presidente del Colegio de Registradores de Cataluña, Luis Suárez, aseguró ayer que son 150 empresas las que están cambiando su sede fuera de Cataluña al día. El movimiento está afectando también a pymes.

Tras los bancos. El representante del organismo aseguró que fue a partir del 7 de octubre, tras el anuncio de Caixabank y Sabadell, cuando se aceleró el traslado de empresas y que ha sido desde la intervención de Carles Puigdemont el día 10 cuando se llegó a las 150 diarias.

Freno. El decano del Colegio de Registradores de Cataluña ha alertado de que también se está produciendo una paralización de las operaciones de compra y venta de inmuebles.

Normas